August 1, 2019 / 2:02 PM / 3 months ago

SONDEO-Leve ventaja de peronista Fernández en primarias todavía impulsaría a mercados de Argentina

BUENOS AIRES, 1 ago (Reuters) - Una ventaja muy escasa del peronista Alberto Fernández sobre el presidente Mauricio Macri en las primarias abiertas de este mes impulsaría a los mercados financieros de Argentina, ya que el opositor no tendría tantas chances de impedir una reelección en los comicios de octubre, mostró un sondeo de Reuters.

En la práctica, las elecciones internas de las agrupaciones políticas el 11 de agosto funcionarán como un termómetro de las generales, porque ni Fernández ni Macri competirán contra otros rivales internos y las votaciones en esta ocasión serán una formalidad para cumplir con los procesos electorales.

Una diferencia en las primarias de 2 puntos porcentuales o menos a favor de Fernández, un centroizquierdista con peor crédito que el liberal Macri en el mundo financiero, todavía sería positiva para el peso, las acciones y bonos argentinos, reveló la mediana de 19 respuestas de economistas a la encuesta.

Pero si el candidato peronista obtuviera un margen de 6 puntos o más en la votación, los mercados locales caerían por considerarla una diferencia muy difícil de remontar para Macri en las urnas en octubre, indicó el sondeo, recopilado del 23 al 26 de julio.

“Si gana Fernández, el mercado va a sufrir volatilidad ante la incertidumbre que hay sobre el equipo económico y las políticas”, dijo Paula Gándara, jefa de análisis y estrategia de AdCap Argentina. “Aparte, hoy el mercado descuenta que gana Macri por poco en la segunda vuelta”.

Fernández, un moderado que supera levemente a Macri en las mediciones de intención de voto para la primera vuelta, tiene una relación fría con los mercados. A pesar de eso, dista de la hostilidad que caracterizó a la gestión de su compañera de fórmula, Cristina Fernández, cuando fue presidenta.

Por un lado, prometió fomentar el desarrollo económico sin volver a las políticas intervencionistas de su candidata a vicepresidenta y sus asesores mantienen contactos con Wall Street. Pero por el otro, ha hecho declaraciones recientemente que han generado dudas entre los financistas.

Varios bancos extranjeros temen que un mandato de Fernández esté condicionado por la visión populista de la expresidenta . Sus críticas al programa argentino con el Fondo Monetario Internacional y las políticas de Macri avivaron la incertidumbre.

MONEDA Y RIESGO PAÍS

En la encuesta, realizada bajo condición de anonimato, la gran mayoría de los economistas dijo que era “poco probable” que un eventual gobierno de Fernández alentara las reformas y la austeridad fiscal. La visión de que Macri continuaría con ese enfoque en caso de ser reelecto fue casi predominante.

Para fin de año, si Macri gana la primera ronda electoral y un potencial balotaje, las medianas de los analistas arrojaron una cotización del peso en 48,5 por dólar y un índice de riesgo país -medido por el índice EMBI+ del banco de inversión estadounidense J.P. Morgan- de 600 puntos básicos.

Estos niveles representarían una depreciación leve desde la cotización actual de la moneda y una reducción significativa de la prima que paga Argentina por emitir bonos en el mercado internacional, lo que le permitiría recuperar un financiamiento externo que en el presente le es inaccesible.

En el escenario de un triunfo de Fernández en los comicios generales, la moneda local se depreciaría fuertemente a 60 por dólar y el riesgo país argentino se dispararía a 1.200 puntos básicos, dejando a Argentina aún más lejos de los fondos externos que necesita para crecer, de acuerdo con la encuesta.

“En un eventual triunfo, Macri va a avanzar con las reformas necesarias”, dijo Esteban Domecq, presidente de Invecq Consultora Económica. “Alberto Fernández deberá mostrar voluntad de avanzar también en la corrección (de desajustes), pero dudo que los mercados le den el visto bueno y lo acompañen”.

Los economistas dijeron que incluso un resultado positivo para los mercados a nivel nacional en las primarias de agosto podría quedar ensombrecido si el candidato peronista a gobernador de la provincia de Buenos Aires, el exministro de Economía Axel Kicillof, obtiene más votos que la gobernadora incumbente María Eugenia Vidal, una aliada de Macri que también busca otro período.

“A Vidal le tiene que ir bien y Fernández-Fernández no pueden sacar el 45% (de los votos), o el mercado caerá”, dijo Siobhan Morden, directora gerente de Amherst Pierpont Securities. El 45% es el umbral que permite una victoria directa en la elección a presidente, sin pasar a una segunda vuelta.

Un resultado malo de Vidal en las primarias de la provincia, donde los sondeos la muestran levemente debajo de la lista peronista pese a ser la política de mejor imagen en Argentina, podría debilitar irreparablemente las perspectivas de la fórmula oficialista antes de las elecciones de octubre. (Reporte adicional de Walter Bianchi en Buenos Aires, Rodrigo Campos en Nueva York. Editado por Pablo Garibian)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below