November 30, 2018 / 11:55 AM / 15 days ago

ACTUALIZA 4-Líderes de G-20 enfrentan en Argentina una cumbre ensombrecida por disputas

(Actualiza con declaraciones del canciller argentino y detalles)

Por Matt Spetalnick y Eliana Raszewski

BUENOS AIRES, 30 nov (Reuters) - Los líderes de las mayores economías del mundo buscaban el viernes la forma de evitar la onda expansiva de una guerra comercial entre Estados Unidos y China que ha golpeado a los mercados mundiales, en una cumbre del G-20 en Argentina.

La reunión anual de dos días es una prueba importante para los miembros del grupo. Los líderes se reunieron por primera vez en 2008 para ayudar a rescatar a la economía mundial de la crisis financiera, pero el G-20 enfrenta ahora dudas sobre su relevancia para lidiar con los problemas actuales.

La cumbre en la capital argentina está marcada por la amarga disputa comercial entre las dos economías más grandes del mundo, que han impuesto aranceles mutuos a importaciones valuadas en cientos de miles de millones de dólares.

Todos los ojos estarán puestos en una cena prevista para el sábado entre el mandatario estadounidense, Donald Trump, y el presidente chino, Xi Jinping, en la que se espera hallen el modo de calmar las aguas y avanzar hacia la resolución de las diferencias que amenazan a la economía global.

Las naciones del G-20 seguían trabajando el viernes contrarreloj para llegar a un acuerdo sobre temas clave como el comercio y el cambio climático, algo que en los últimos años se había resuelto más rápido. Esas divisiones resaltan cómo se fracturó la agrupación.

De hecho, el escepticismo de Trump acerca de que el calentamiento global sea causado por la actividad humana plantea dudas sobre la redacción del comunicado final de la cumbre.

“Hay un muy buen avance en lo que es una de las materias delicadas, que es lo relativo al comercio”, señaló a periodistas el canciller Jorge Faurie, que aclaró que los funcionarios también están trabajando en la redacción sobre el aspecto climático.

Sin embargo, aún había incertidumbre sobre la posibilidad de lograr un consenso.

“Nosotros estamos haciendo el mejor esfuerzo para que haya documento, pero no lo podemos asegurar porque depende de que exista un consenso real”, dijo el viceministro argentino de Hacienda, Miguel Braun.

A principios de mes, funcionarios de los países asistentes a una cumbre Asia-Pacífico no pudieron ponerse de acuerdo por primera vez sobre una declaración conjunta, cuando la delegación de Estados Unidos, encabezada por el vicepresidente Mike Pence, se enfrentó con China por el comercio y la seguridad.

En mayo, Trump rechazó una declaración de colegas líderes de las economías industrializadas del G-7 luego de que una tensa reunión terminara en una condena, nuevamente por los aranceles y el comercio.

“CONSENSO CRECIENTE”

Trump dijo el viernes que veía buenas señales respecto de las conversaciones comerciales con China. “Veremos lo que pasa”, añadió. Pekín dijo que espera que Estados Unidos haga propuestas viables en las conversaciones comerciales.

Un funcionario chino dijo, incluso, que el consenso era creciente en las discusiones comerciales con Washington, aunque aún persistían diferencias.

La desaceleración de la economía mundial empeoraría si Trump sigue adelante con los planes de aumentar al 25 por ciento los aranceles a importaciones de China por un valor de 200.000 millones de dólares, dijo a Reuters el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría.

Un punto destacado en la cumbre fue la firma de un pacto comercial renovado entre Estados Unidos, México y Canadá, que se concretó el viernes tras una larga lucha diplomática y técnica para garantizar la supervivencia de una de las zonas de libre comercio más grandes del mundo.

Durante la cumbre, el ministro de Economía ruso, Maxim Oreshkin, dijo que los países BRICS firmaron una declaración criticando el proteccionismo global.

CONTROVERTIDO PRÍNCIPE

La presencia en Buenos Aires del príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman, que llegó en medio de una amplia controversia sobre el asesinato en octubre del periodista crítico Jamal Khashoggi en un consulado de Arabia Saudita en Estambul, ya ha generado rispideces.

El gobernante de facto fue dejado el viernes en los márgenes de la foto oficial de la cumbre, parado en el extremo de la foto grupal e ignorado en los saludos posteriores.

La primera ministra británica, Theresa May, le dijo al príncipe en un encuentro en el marco del G-20 que debería actuar para impedir que sigan ocurriendo incidentes como el asesinato del periodista, de acuerdo con la oficina de la mandataria.

El único que saludó efusivamente a Bin Salman fue el presidente ruso, Vladimir Putin, que “chocó los cinco” y rió con él al inicio de la cumbre.

Tras varias idas y vueltas, Putin finalmente tendría un breve encuentro improvisado con Trump durante la cumbre, de acuerdo con el Kremlin.

Reporte adicional de Andreas Rinke en Berlín, Jeff Mason, Roberta Rampton y Makini Brice en Washington, Yawen Chen y Ryan Woo en Pekín, y Cassandra Garrison, Daniel Flynn y Pablo Garibian en Buenos Aires Editado por Nicolás Misculin

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below