16 de mayo de 2017 / 16:37 / hace 5 meses

Tribunal de UE asegura 32 derechos a veto sobre acuerdo comercial de Reino Unido post Brexit

Por Philip Blenkinsop

BRUSELAS, 16 mayo (Reuters) - Reino Unido podría tener que esperar que cada uno de sus vecinos de la Unión Europea dé su consentimiento pleno antes de poder beneficiarse plenamente de cualquier acuerdo de libre comercio post Brexit, dictaminaron el martes jueces de la UE.

En un fallo que también podría retrasar y obstaculizar una serie de otros pactos comerciales del bloque, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dijo que un acuerdo alcanzado con Singapur en 2014 no puede tener pleno efecto hasta que sea ratificado por 33 parlamentos, tanto nacionales como regionales del bloque de 28 naciones, incluyendo a Reino Unido.

La Comisión Europea, que maneja la política comercial de la UE, esperaba que Bruselas pudiera concretar directamente los acuerdos sin tener que consultar a asambleas, como la de Valonia en Bélgica, que casi derribó un acuerdo con Canadá el año pasado.

El último gran acuerdo comercial de la UE que entrará en vigor, con Corea del Sur, tardó cinco años en ser ratificado.

Una portavoz del Gobierno británico, consultada sobre el tema, sólo dijo que Reino Unido esperaba que el acuerdo con Singapur pueda ahora ser implementado.

Londres busca un acuerdo comercial que mantenga gran parte de su actual acceso al mercado único europeo una vez que abandone la UE en marzo de 2019. Pero los negociadores de Bruselas han advertido que estos acuerdos pueden tomar una década o más en ser concretados.

Cualquier pacto comercial con Reino Unido tendría que ser firmado en Bruselas por los 27 gobiernos de la UE después del Brexit, pero el fallo del TJUE implica que, dependiendo del acuerdo, los parlamentos nacionales también podrían vetarlo. Esto podría ocurrir en las cinco asambleas regionales federales de Bélgica, entre ellas la de Valonia y la del este de Bélgica, de habla alemana.

El TJUE dijo que amplias partes del acuerdo con Singapur se definieron en los poderes centralizados de la UE. No obstante, un elemento clave que obstaculizó la aprobación fue la creación de un mecanismo judicial para solucionar disputas entre empresas y gobiernos. El tribunal dijo que, al separar las disputas de las jurisdicciones de cortes domésticas, se requería el consentimiento nacional.

Bruselas espera sellar próximamente acuerdos comerciales con Japón, México y con el Mercosur, un bloque comercial compuesto por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. La UE sostuvo negociaciones con Estados Unidos sobre un pacto conocido como TTIP por sus siglas en inglés, aunque esas conversaciones están detenidas desde que Donald Trump asumió la presidencia este año. (Editado en español por Rodrigo Charme)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below