22 de marzo de 2017 / 19:28 / en 6 meses

ACTUALIZA 1-Masiva protesta de maestros argentinos suma presión a batalla de Macri contra sindicatos

(Actualiza con detalles)

BUENOS AIRES, 22 mar (Reuters) - Con una huelga y una manifestación que saturó el centro de Buenos Aires, los docentes argentinos intentaron el miércoles torcerle el brazo al presidente Mauricio Macri, quien pretende limitar las alzas de sueldos para no agravar la ya alta inflación del país.

La marcha es la segunda en el mes que los maestros realizan contra el mandatario liberal, quien batalla contra los principales sindicatos del país en un intento por contener los sueldos públicos y privados, ya que considera clave desacelerar la inflación y el déficit fiscal para que la economía despegue.

Los docentes, que ya arrastran varios días de huelga a lo largo de marzo -cuando se iniciaron las clases-, demandan que el ajuste salarial de este año compense en parte una inflación que llegó al 40,9 por ciento en 2016, según datos oficiales, y mejoras en el sistema público de educación.

Pero las negociaciones con autoridades nacionales y provinciales -encargadas de los ajustes salariales en sus distritos- están estancadas desde hace semanas.

“Si el Gobierno nacional no escucha (...) este conflicto no se va a destrabar. El Gobierno nacional viene por la privatización” de la educación pública, dijo Sonia Alesso, la secretaria general de Ctera -uno de los mayores gremios docentes del país-, durante el acto central en la Plaza de Mayo, frente a la casa de Gobierno.

En medio de reclamos salariales de distintas ramas laborales, la principal central sindical del país, la CGT, anunció una huelga general para abril, añadiendo combustible a una tensión social que va en aumento a medida que se acercan las elecciones de medio término de octubre.

AJUSTE INSUFICIENTE

La protesta sumó a cientos de miles de docentes, dirigentes, estudiantes y padres de alumnos, según los organizadores. Muchos de ellos llegaron hasta la histórica Plaza de Mayo con banderas argentinas y los guardapolvos blancos que visten los maestros y los estudiantes de colegios públicos primarios.

Un dirigente sindical de la ciudad de Buenos Aires dijo que el sueldo inicial de un docente es de 11.000 pesos (poco más de 700 dólares) mensuales y que el aumento ofrecido por el Gobierno local fue de solo 2.000 pesos.

“A mí me llegó de (cuenta de) luz más que esos 2000 pesos (tras un ajuste dispuesto por el Gobierno). Aparte me quiero comprar un libro, doy clases, los maestros tenemos que leer libros. Si pago la luz no me puedo comprar un libro”, dijo a la televisión local Eduardo López, secretario general del gremio UTE.

El Gobierno de Macri prefirió no confrontar con los manifestantes. El jefe del Gabinete nacional, Marcos Peña, solo señaló que “la cultura del paro docente lo que termina fortaleciendo es la fuga a la escuela de gestión privada”.

La manifestación tuvo lugar un día después de que Macri marcara diferencias entre alumnos de colegios privados y “aquél que tiene que caer en la escuela pública”, un comentario considerado peyorativo por docentes y gremios de la educación.

“Macri: ¡no caí en la escuela pública, la elegí!”, decía el cartel rosa de dos manifestantes de guardapolvo blanco. (Reporte de Nicolás Misculin, Editado por Gabriela Donoso y Manuel Farías)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below