27 de abril de 2016 / 19:27 / en 2 años

Un tercio de área de soja de Argentina bajo el agua; temen pérdidas de 5 mln toneladas

Por Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 27 abr (Reuters) - Un tercio de los campos de soja de Argentina permanecían bajo el agua tras las tormentas de abril, que habrían causado pérdidas por 5 millones de toneladas, mientras los productores están comenzando a recolectar sus granos en zonas que se secaron tras un freno en las lluvias, dijeron expertos el miércoles.

Las inundaciones en el cinturón agrícola de Argentina podrían beneficiar a los agricultores de Estados Unidos.

El clima en Argentina está mejorando, pero grandes compradores como China ya están mirando hacia el Medio Oeste estadounidense para compensar una previsible reducción de la oferta sudamericana.

“En los primeros 20 días del mes cayeron unos 700 milímetros en las áreas más afectadas”, dijo Cristian Russo, ingeniero agrónomo de la Bolsa de Comercio de Rosario, que estimó las pérdidas por excesos de agua en 5 millones de toneladas o más.

“Nunca hemos visto tanta lluvia en un período tan corto de tiempo, en el medio del período de recolección”, señaló.

La entidad ha pronosticado que la cosecha 2015/16 alcanzará las 59 millones de toneladas, una cifra que sería recortada en las próximas semanas, cuando los productores puedan ingresar a sus campos y cuantificar el impacto de las pérdidas.

La semana pasada, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires redujo su previsión de cosecha a 56 millones de toneladas de soja, desde los 60 millones calculados anteriormente.

“De los 21 millones de hectáreas dedicadas a la soja, 7 millones están bien, 7 millones están húmedas pero no anegadas, y en los 7 millones restantes los productores tienen que esperar a que baje la inundación para poder empezar a cosechar”, dijo Eduardo Sierra, asesor climático de la Bolsa de Cereales.

“Todos los campos que no están bajo agua actualmente están siendo cosechados”, señaló Sierra, que agregó que “aquellos (lotes) anegados sufrirán pérdidas parciales”.

Las provincias más golpeadas por las tormentas son Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, que forman el núcleo agrícola argentino, como también el distrito nororiental de Chaco.

El primer frente de aire frío del otoño austral recorrió al país sudamericano el domingo, poniéndole fin a las lluvias.

Para mayo, expertos climáticos prevén condiciones más secas, lo que permitiría a las máquinas cosechadoras acceder a campos que quedaron aislados debido a accesos no pavimentados que se volvieron intransitables con las precipitaciones.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, fue electo en noviembre, con una plataforma que prometía un crecimiento en las inversiones en el sector agropecuario.

Macri eliminó impuestos y límites a las exportaciones de maíz y trigo, y un acuerdo reciente con tenedores de bonos impagos ha generado expectativas de aperturas de líneas de crédito necesarias para que las provincias agropecuarias puedan mejorar su infraestructura vial.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja, y el tercer proveedor del poroto de la oleaginosa sin procesar. (Editado en español por Maximiliano Rizzi y Maximilian Heath)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below