20 de abril de 2016 / 16:46 / en 2 años

Inundaciones en Argentina golpean a la soja y exportaciones podrían disminuir

Por Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 20 abr (Reuters) - Gran parte de la soja de Argentina está bajo agua tras 20 días de lluvia incesante, lo que amenaza con una pérdida de oferta para la principal exportadora de soja para alimento de animales y tercera exportadora de granos, dijeron meteorólogos el miércoles.

Una débil cosecha de un proveedor tan grande pondría mucha presión sobre los precios de los alimentos en el mundo y sería una muy mala noticia para el presidente Mauricio Macri, quien necesita de las retenciones a la soja para ajustar el desastroso déficit fiscal que dejó el gobierno anterior.

Agricultores han detenido las cosechadoras en gran parte del cordón pampeano, esperando a que los suelos se sequen lo suficiente para soportar sus 30 toneladas de peso. El sol salió por primera vez en días el miércoles, pero se esperan lluvias más livianas la semana que viene y un clima sostenidamente seco a partir del mes que viene.

“A esta altura de la campaña, generalmente tenemos el 40 por ciento de la cosecha de soja completa. Hoy, solo el 10 por ciento fue recolectado. El retraso en la cosecha es el peor en 10 años”, dijo Germán Heinzenknecht, meteorólogo de la consultora Applied Climatology.

“Agricultores de soja en aproximadamente la mitad del principal cordón agropecuario no van a poder cosechar hasta la primera semana de mayo”, dijo.

DIFÍCIL ESTIMAR LAS PÉRDIDAS

La mayoría de los pronósticos ubican a la cosecha de soja de Argentina 2015/16 en unas 60 millones de toneladas. Pero el Gobierno dijo que ya se perdieron 3,3 millones de toneladas de granos y se espera que la Bolsa de Granos de Buenos Aires reduzca su pronóstico el jueves.

Las áreas más golpeadas incluyen el norte de Buenos Aires, el sur de Córdoba, el centro de Santa Fe y la mayor parte de la provincia de Entre Ríos. Regiones más secas están reportando mejores retornos, que podrían ayudar a recortar la caída en la producción.

“Detuvimos la cosecha hace 20 días por el mal clima, no por inundaciones, pero por demasiada humedad. Empezamos a cosechar nuevamente ayer y continuaremos hoy. Los rendimientos parecen buenos”, dijo Santiago del Solar, quien administra miles de hectáreas en la ciudad de Trenque-Lauquen, al oeste de la provincia del Buenos Aires.

Pero el daño es extremo en las áreas más golpeadas, dijo Anthony Deane, director de la consultora Weather Wise Argentina. “El agua te llega hasta las rodillas y tiene corriente que se dirige al río Paraná”, dijo.

“Desde mayo vamos a tener mucha menos lluvias. Entre ahora y entonces nadie sabe cuánta soja se va a perder porque el daño de las inundaciones es diferente en cada área”, agregó Deane. (Traducido al español por Juliana Castilla; Editado por Walter Bianchi y Javier López de Lérida)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below