14 de noviembre de 2014 / 15:48 / en 3 años

Heredero de líder argentino Perón demanda a banco por miles de objetos desaparecidos

Por Maximiliano Rizzi

BUENOS AIRES, 14 nov (Reuters) - Un lujoso biombo obsequiado por Mao Tse-Tung, joyas exclusivas y relojes antiguos son algunos de los miles de objetos expropiados al ex presidente argentino Juan Domingo Perón que se esfumaron del banco donde fueron depositados hace más de medio siglo y por los que su heredero ha iniciado una multimillonaria demanda.

Antonio Mario Rotundo, albacea de los bienes del fallecido político que marcó la historia de Argentina, reclama 1.000 millones de dólares al banco municipal donde quedaron relegados los cinco mil objetos de Perón y su legendaria segunda esposa Eva después del golpe militar que derrocó al mandatario.

“Hay un faltante enorme. Diría que un 95 por ciento de los bienes no está”, dijo Rotundo, que dice haber sido amigo y colaborador de Perón y hoy encabeza la Fundación por la Paz y la Amistad de los Pueblos (Funpaz), que desde 1990 tiene los derechos legales sobre su legado material.

Rotundo detalló que entre los bienes perdidos también hay un broche isabelino que le regaló el dictador español Francisco Franco a Eva en 1947, libros incunables, estribos de plata, valiosas vajillas y diversos muebles.

A lo largo de las décadas, muchos objetos fueron robados, arruinados por el desgaste y hasta reemplazados por falsificaciones baratas, según el heredero.

Pero aún habría mucho en la bóveda del Banco Ciudad. Rotundo calcula que unos 300 bienes siguen depositados allí, incluido un auto deportivo de color azul, “El Justicialista”, fabricado especialmente para Perón en 1954 y que casi no fue usado.

“Hay algunas joyas, que todavía no sabemos cuáles son. Se encuentran colecciones de armas, cuadros, obsequios recibidos, muchos elementos de plata y oro que se salvaron. Y vestimenta de Evita y de Perón”, enumeró el heredero, que calcula que esos objetos podrían valer entre 20 y 40 millones de dólares.

Rotundo, de 64 años, conoció en 1970 a Perón durante una visita de un grupo de jóvenes argentinos a su residencia en España, donde el líder estuvo exiliado por más de una década.

Después de la reunión, Perón se quedó en su despacho conversando con él, lo que dio inicio a una relación que llevó a Rotundo a cancelar sus planes de volver a casa y a convertirse en colaborador del ex presidente, recordó el ahora albacea.

Los bienes que quedaron en el banco fueron olvidados durante años por Perón y su tercera esposa, probablemente entonces más preocupados por su derrotero político que por recuperar esas pertenencias. El líder político recién pudo retornar del exilio en 1973 y murió un año después.

Perón no tuvo hijos y Rotundo dijo que se siente responsable de luchar por su legado material. Por eso presentó a fines del año pasado en un juzgado civil de Buenos Aires una millonaria demanda contra el Banco Ciudad por la herencia perdida.

El juicio está a punto de comenzar.

UNA LARGA HISTORIA

Más allá de lo retenido en el banco desde la década de 1950, Rotundo recibió una gran cantidad de pertenencias que dejó del ex presidente, entre ellos una gran biblioteca personal con libros anotados y discos dedicados por músicos famosos.

El derecho sobre los objetos personales de Perón le fue cedido en España por la tercera esposa del líder, María Estela Martínez, en una sucesión que terminó 15 años después de la muerte del mandatario. Martínez le dijo que ese había sido el deseo de Perón, asegura Rotundo.

Muchos de esos objetos fueron subastados por sumas millonarias por Funpaz -el vehículo legal a través del cual Rotundo aceptó los derechos a la herencia de Perón- y ese dinero fue usado para realizar obras de caridad y bien público, afirmó.

Dirigentes peronistas intentaron frenar en la justicia una subasta de objetos del fundador del movimiento político, pero el año pasado la justicia falló a favor de Rotundo, quien según las cortes argentinas es legítimo titular de los bienes de Perón.

El sitio web de la fundación asegura que la entidad ha realizado donaciones a una larga lista de instituciones como hospitales, hogares de niños y de ancianos, escuelas y centros penitenciarios, pero sin especificar montos.

Y ese sería también el destino de los bienes guardados en el Banco Ciudad, donde acabaron después de haber sido confiscados por los militares que lideraron la llamada “Revolución Libertadora” de 1955 que llevó a Perón al exilio.

“Yo no soy pegado a los objetos. En ese sentido compartíamos con el General el mismo sentimiento, no nos aferramos a los bienes materiales”, señala el albacea de Perón.

Los bienes de Perón y su esposa Eva, que décadas después de su muerte aún son venerados por millones de argentinos y mirados con desdén por otros, tienen un enorme valor simbólico.

La casa Christie‘s, por ejemplo, subastó en 1998 un broche de diamantes y zafiros que había pertenecido a la ex primera dama. El precio máximo de venta estimado antes del evento había sido de 120.000 dólares, pero se acabó vendiendo por un millón de dólares.

Después de largas negociaciones con el Banco Ciudad, hace unos 15 años Rotundo tuvo acceso a los bienes guardados en los depósitos, pero afirma que no pudo retirarlos en esa ocasión porque el banco le exigía el pago de 100.000 dólares en concepto de custodia de los objetos.

“El banco reconoce que esos bienes los tiene, o una parte. Pero no dice nada sobre el faltante”, asegura el heredero, sentado en el escritorio de su oficina, rodeado por estantes atestados de cajas con documentos y cartas personales de Perón.

Pero mientras se resuelve el pleito, el Banco Ciudad intenta mantenerse al margen de la polémica.

“No podemos disponer de esos objetos ni emitir opinión sobre los mismos porque entre los deberes del Banco como depositario se encuentra el de mantener total confidencialidad sobre los objetos dados en guarda por la Justicia”, dijo una portavoz del Banco Ciudad que pidió el anonimato sobre los bienes en disputa. (Editado por Pablo Garibian)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below