6 de julio de 2014 / 18:43 / en 3 años

MUNDIAL-Costa Rica paga el precio de falta de poderío ofensivo

Por Philip O‘Connor

6 jul (Reuters) - Los atacantes de Costa Rica necesitarán repetir los destellos de la brillantez que mostraron en la fase de grupos si quieren mejorar su estatus en el escenario de un Mundial, que en esta edición finalizó para ellos en los cuartos de final tras caer por penales ante Holanda.

Tras haber enfrentado a Uruguay, Italia, Inglaterra, Grecia y a Holanda, los costarricenses terminaron invictos en el tiempo normal o en el suplementario en el Mundial, pero pese a su destreza defensiva, finalmente una falta de poder en ataque fue lo que los privó de seguir avanzando.

Costa Rica inició su campaña con tres goles ante Uruguay mientras la selección y Joel Campbell en particular le avisaban a sus rivales que eran un equipo que debían tener en cuenta.

Pero después falto esa chispa goleadora. Campbell no pudo anotar nuevamente en el resto del torneo y Costa Rica tomó una posición más defensiva, buscando aprovechar esos primeros tres puntos para clasificar a octavos de final.

Con Campbell con la pólvora mojada, fue Bryan Ruiz quien marcó para la histórica victoria 1-0 ante Italia por el Grupo D que les aseguró la clasificación a la siguiente ronda.

Pero una igualdad 0-0 ante Inglaterra fue un designio de lo que estaba por venir para Campbell y Ruiz. Con los ojos puestos ya en octavos, el técnico Jorge Luis Pinto tuvo un enfoque mucho más cauto.

Con el liderazgo del Grupo asegurado debido al empate con los ingleses, los “ticos” enviaron muy pocos disparos al arco en sus últimos tres partidos del Mundial.

Ruiz puso en ventaja a Costa Rica frente a Grecia, pero con la expulsión de Oscar Duarte poco después de iniciado el segundo tiempo, cualquier intento de ataque desapareció.

Tras el partido ante los griegos, Pinto insistió con sus tácticas ultra defensivas al enfrentarse al ataque de los dirigidos por Louis van Gaal

Con buen juego aéreo y potente disparo desde larga distancia, el mediocampista Celso Borges vio cómo sus habilidades defensivas restringieron sus capacidades de ir al ataque. Contra Holanda, Costa Rica solo tuvo un tiro de esquina a favor.

Borges marcó en el inicio de la serie de penales ante los europeos, pero cuando Ruiz pateó el segundo y fue desviado por Tim Krul la historia ya estaba escrita.

Tras salvar a su equipo en la ronda de penales contra Grecia, el gran portero costarricense Keylor Navas nada pudo hacer en la definición contra Holanda.

Así Costa Rica quedó eliminada, dejando a los hinchas con la pregunta de qué podría haber pasado si Campbell o Ruiz pudieran haber anotado nuevamente en la Copa del Mundo. (Editado por Manuel Farías)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below