6 de mayo de 2014 / 14:38 / en 4 años

MUNDIAL--Inglaterra va a Brasil confiado en los jóvenes y la suerte

Por Mike Collett

LONDRES, 6 mayo (Reuters) - Uno de los momentos más reveladores de la preparación de la selección inglesa al Mundial ocurrió fuera de la cancha, lejos de los futbolistas, los aficionados y las cámaras de televisión, tras una reñida victoria 1-0 en un amistoso con Dinamarca.

El técnico danés, Morten Olsen, tuvo una inesperada reacción tras la rueda de prensa posterior al partido. Miró a la prensa y gritó: “¡Buena suerte en el Mundial, la van a necesitar!”.

Sus palabras provocaron risas y cristalizaron lo que la mayoría de los ingleses piensa sobre el regreso de su selección a la tierra donde sufrió su mayor humillación futbolística: que está condenado al fracaso.

Incluso el presidente de la asociación local, Greg Dyke, parece no tener mucha confianza en sus posibilidades.

Durante el sorteo de los grupos en diciembre, cuando Inglaterra quedó junto a Italia, Uruguay y Costa Rica, Dyke fue capturado por las cámaras mientras hacia un gesto que indicaba cuán complicada veía la serie.

Dyke se retractó y dijo que se trataba de una broma. No obstante, existe un temor real a que los campeones del mundo de 1966 no logren pasar la fase de grupos, algo que solo ocurrió dos veces: en los mundiales de 1950 y 1958.

La grandilocuencia que normalmente rodea las expectativas de Inglaterra en un gran torneo fueron acalladas esta vez y pocos se sorprenderán si la selección abandona la Copa del Mundo antes de que se inicien los octavos de final el 28 de junio.

El técnico Roy Hodgson, de 66 años, ha sido prudente y evita hablar sobre las expectativas de Inglaterra. No porque se esté disculpando de antemano, sino porque es cauteloso a la hora de alimentar esperanzas poco realistas.

Por un lado, tiene un equipo lleno de jóvenes talentos como Raheem Sterling, Alex Oxlade-Chamberlain y Jack Wilshere, así como las promesas Adam Lallana y Luke Shaw. Hodgson puede llamar también a veteranos como el capitán Steven Gerrard, Frank Lampard y Wayne Rooney.

“Estamos en un grupo difícil con dos ex campeones del mundo que son muy valorados al igual que nosotros”, advirtió.

“Pero es un grupo interesante y creo que nos ayuda el hecho de que todo el mundo considere que no es un grupo fácil. Eso creo que es una ventaja. La gente en casa sabe que los equipos europeos nunca han tenido éxito en Sudamérica”, agregó.

INGLATERRA INVICTA

Inglaterra terminó invicta en la eliminatoria, en un grupo que incluyó a Ucrania y Polonia, al ganar seis partidos y empatar cuatro, con 31 goles a favor y cuatro en contra.

En los últimos dos años bajo la conducción de Hodgson, jóvenes como Lallana, Shaw, Sterling y Daniel Sturridge han tenido la oportunidad de probarse a sí mismos y no defraudaron.

Otros dos jóvenes talentos, Theo Walcott y Jay Rodríguez, podrían haber sido convocados para el Mundial pero quedaron fuera debido a lesiones graves.

A pesar de que John Terry, quien actualmente es el mejor zaguero central de Inglaterra, ya no forma parte de los planes de Hodgson luego de su retiro del fútbol internacional, el entrenador aun tiene un núcleo sólido de jugadores mayores que saben qué esperar en una competencia como la de Brasil.

El capitán Gerrard ha tenido una gran temporada como mediocampista central con el Liverpool, mientras que Rooney anotó con regularidad pese al mal año del Manchester United.

Rooney, como siempre, va a asumir gran parte de la responsabilidad por las expectativas de Inglaterra y va a Brasil luego de haber anotado en el empate 2-2 ante los anfitriones del Mundial en junio, cuando el estadio Maracaná fue oficialmente reinaugurado luego de su reconstrucción.

Rooney, que suma 38 goles, se acerca al récord histórico de 49 tantos que Bobby Charlton conserva desde 1970. Hodgson dijo en febrero que espera que Rooney, quien solo tiene 28 años, pueda quebrar la marca en los próximos dos años y, lo más importante, lo desafió a “explotar” en la Copa del Mundo.

“El Mundial es su gran oportunidad para mostrar lo que es capaz de hacer. Tal vez en el pasado no ha podido alcanzar su máximo potencial como lo hizo a nivel nacional, donde todos lo consideramos un jugador excepcional. Esta es su oportunidad”.

Su primera oportunidad será en el debut contra Italia en Manaos el 14 de junio. Cinco días después. Inglaterra jugará con Uruguay en Sao Paulo y regresará a Belo Horizonte, donde sufrió su mayor humillación, para medirse a Costa Rica el 24 de junio.

Hace 64 años, el 29 de junio de 1950, Inglaterra cayó 1-0 ante Estados Unidos en el estadio Independiente, que esta vez será utilizado como sede de entrenamiento del Mundial.

El resultado es recordado como uno de los más sorprendentes en la historia de la Copa del Mundo, al igual que la victoria de Corea del Norte sobre Italia en 1966 y la de Senegal sobre el defensor del título Francia en el 2002. (Reporte de Mike Collett, traducido por Daniela Desantis, editado por Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below