27 de enero de 2012 / 16:03 / en 6 años

ANALISIS-Nuevo marco importador Argentina alarma a industriales

* Empresas preocupadas por posibles interrupciones en producción

* Preaprobación de importaciones irrita a Brasil y Uruguay

* Polémico funcionario gana amplios poderes sobre comercio

Por Hilary Burke

27 ene (Reuters) - BUENOS AIRES, ene 27 (Reuters) - Argentina podría terminar haciendo hornos sin vidrio térmico y barras de chocolate sin cacao si las nuevas trabas a la importación que se aplicarán en febrero generan una escasez de productos, como muchas empresas temen.

El Gobierno afirma que busca modernizar el sistema de compras externas exigiendo que los pedidos de importaciones se informen por anticipado al fisco, pero sus críticos -que incluyen a Brasil y Uruguay- lo ven como un artificio para conservar el superávit comercial y la mayor cantidad de dólares posibles en casa.

La medida podría hacer que se evaporen bienes importados de las estanterías. Y las cúpulas empresarias temen que los productos extranjeros que necesitan para mantener sus fábricas operando sean bloqueados y terminen perjudicando a la producción y las exportaciones.

Muchos sectores que dependen de piezas que sólo se fabrican en el exterior podrían verse afectados, sostienen.

Fiat ya suspendió su producción este mes en una de sus plantas, alegando retraso en las aprobaciones de sus licencias de importación. La decisión fue calificada de “mezquina” por el Ministerio de Industria.

El nuevo marco regulatorio reserva un papel clave para Guillermo Moreno, secretario de Comercio Interior y principal brazo ejecutor de las políticas intervencionistas del Gobierno en los últimos años.

El funcionario es conocido por presionar a las empresas para mantener los precios bajo control y hasta amenazar con multar o encarcelar a economistas que publican sus propios índices de inflación, que usualmente más que duplican la tasa que se informa oficialmente.

También bloqueó la importación de productos como las muñecas Barbie o los iPhones para forzar a las compañías a producir localmente o compensar sus importaciones con ventas al exterior.

Moreno no anticipó qué criterios serán utilizados para evaluar las importaciones.

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^ Gráfico importación de bienes link.reuters.com/pym36s Grafico superávit comercial link.reuters.com/nym36s ^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

Un aliado usual de la Casa Rosada, el jefe de la Unión Industrial Argentina(UIA), pidió que se retrase la aplicación de la medida hasta que el Gobierno explique claramente los requisitos para importar.

Y Jorge Rodríguez Aparicio, presidente de la Cámara Argentino-Brasileña de Comercio de Buenos Aires, dijo: “Esta resolución se emite como si los que trabajamos en el comercio exterior fueran los enemigos del país (...) Viola tratados que hemos firmado, y nada menos que con Brasil”.

“Son temas muy sutiles, son temas muy delicados que no pueden ser tratados con la superficialidad con que se los trata, y con la forma en que se los trata de manera muy autoritaria”, añadió.

La inminente puesta en marcha de la nueva regulación, que en la práctica aprobará o rechazará cada producto antes de que ingrese al país, llevó al ministro de Comercio de Brasil, Fernando Pimentel, a afirmar que su país respondería en forma equivalente.

FUERTE CRECIMIENTO

La economía de Argentina ha crecido con gran velocidad en los últimos años, en parte gracias al abultado gasto público destinado a impulsar el empleo y a estimular el consumo, aún a costa de una inflación del 20 por ciento o más.

La presidenta Cristina Fernández, reelegida con holgura en octubre del 2011, mantuvo la expansión de la actividad a pesar de las profecías de Wall Street que aseguraban que sus políticas heterodoxas terminarían trastabillando.

Pero incluso el Gobierno admite que la lentitud del crecimiento global y el efecto de la crisis de deuda en Europa desacelerarán la economía en torno al 5 por ciento este año.

Y Fernández está decidida a proteger el superávit comercial y aumentar las reservas, un recurso que podría tener que usar en el 2012 para pagar obligaciones de deuda, ya que el país está prácticamente aislado del mercado global de crédito desde un gigantesco incumplimiento en el 2002.

Si bien los productos de consumo sólo representan alrededor del 11 por ciento de las importaciones de Argentina, son un objetivo viable, a diferencia de los bienes energéticos y los de capital considerados cruciales para el crecimiento.

Con la gestión de Moreno, el Gobierno también impulsó a los importadores a que compensen sus compras con exportaciones, dando lugar a un extraño mercado en el que puede verse a una automotriz como BMW exportando arroz.

Esa estrategia peculiar permitió que el superávit comercial cayera un 11 por ciento interanual en el 2011, muy por debajo del 31 por ciento que había retrocedido entre el 2009 y el 2010.

El esquema de preaprobación de importaciones será administrado por la agencia tributaria AFIP. Pero, Moreno ya ha socavado ese proceso unificado de presentación electrónica, instrumentando una vía paralela de pedidos que consiste en el envío de un formulario por correo electrónico a su oficina.

“Cuando una sola persona tiene la facultad de tomar decisiones, se arriesga a crear una especie de embudo que termina estrangulando la economía”, dijo un funcionario de una empresa industrial de propiedad extranjera.

“Moreno va a necesitar días con mucho más que 24 horas” para manejar esto, dijo la fuente, que pidió no ser identificada.

La oficina del funcionario no respondió los pedidos para hacer comentarios sobre el nuevo marco regulatorio.

Miguel Ponce, director de relaciones institucionales en la Argentina de importación CIRA Cámara, dijo que el nuevo esquema de importaciones simplemente formaliza el papel que Moreno ha estado jugando en la práctica desde mediados del 2011.

Pero aún así, el negocio no es tan malo.

“El año pasado no solo será recordado como el año donde tuvimos la mayor cantidad de obstáculos en el comercio exterior, sino que también será recordado por las exportaciones récord, las importaciones récord y un intercambio comercial récord”, dijo.

“Queremos ver en los hechos cómo funciona este sistema.” (Reporte adicional de Alejandro Lifschitz y Helen Popper en Buenos Aires.)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below