March 26, 2020 / 5:38 PM / 3 days ago

La comida llega a los barrios pobres argentinos en camiones militares durante el aislamiento

QUILMES, Argentina, 26 mar (Reuters) - En el suburbio de Quilmes, al sur de Buenos Aires, miembros del Ejército argentino distribuyen comida a los más afectados por una cuarentena obligatoria para contener el coronavirus: los pobres, que en su mayoría son trabajadores informales.

Decenas de personas hacen fila ante la cocina de campaña que el Ejército llevó hasta uno de los tantos focos de pobreza que rodean a Buenos Aires, mientras soldados llenan los recipientes que luego son llevados a las casas, un acto que se repite diariamente.

“Esta situación es muy dinámica y hoy requiere nuestra asistencia acá, haciendo esta actividad junto a nuestro pueblo”, Alejandro Liberatore, coronel del Ejército Argentino a cargo del operativo.

El presidente Alberto Fernández decretó la semana pasada un aislamiento social preventivo y obligatorio hasta el 31 de marzo, en un intento por frenar la propagación del coronavirus, que en Argentina registra un total de 502 casos confirmados, de los que ocho fallecieron.

Para muchos argentinos la medida solo consistirá en resistir el tedio de permanecer en su domicilio durante 12 días, con la autorización a salir solo para comprar alimentos o medicamentos, o si su trabajo está en la lista de empleos vitales, como médicos o proveedores de servicios básicos.

Sin embargo, para la mayor parte de los argentinos más pobres, que trabajan informalmente y obtienen ingresos por el trabajo hecho en un día, el no poder salir de su hogar significa no generar el dinero necesario para comer por 12 días consecutivos.

“Vengo acá porque no me dejan salir a trabajar a la calle. Yo toda mi vida trabaje y me maneje en la calle (...) y con este problema que está pasando, no puedo salir ni a la esquina, entonces vengo acá para llevarle la comida a mis hijos”, dijo Roberto Brandán, de 58 años.

Según el ente estatal de estadísticas argentino INDEC, en el primer semestre de 2019 el 35,4% de los argentinos vivía bajo de la línea de la pobreza.

“Yo con esto guardo al menos lo poquito que tengo. Vengo, le llevo la comida a ellos (sus hijos). Es como todos, por la necesidad”, dijo Fermina Velázquez, una ama de casa de 38 años. (Reporte de Miguel Lobianco Escrito por Maximilian Heath Editado por Walter Bianchi)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below