June 30, 2018 / 4:57 PM / in 5 months

ANÁLISIS-FÚTBOL-Argentina eliminada del Mundial: una campaña que no sorprende tras tormentoso camino

Por Marcelo Androetto

KAZÁN, Rusia, 30 jun (Reuters) - La selección argentina de fútbol quedó eliminada el sábado al caer 4-3 con Francia por los octavos de final del Mundial, un resultado que no sorprende y que seguramente pondrá la lápida sobre una generación que juega hace alrededor de una década pero nunca logró un título.

La eliminación, finalmente, es el corolario de un proceso en el que las señales negativas estaban claras desde mucho antes de que el balón comenzara a correr en Kazán.

Argentina deberá seguir esperando para alzar su tercera Copa del Mundo –ya pasaron 32 años desde México 1986- y Lionel Messi hacerse la idea de que quizá su retiro lo encuentre sin haber podido ganar con la camiseta albiceleste el Mundial que siempre anheló.

Que la selección argentina haya quedado eliminada responde a una multiplicidad de razones y responsables: algunos futbolistas “históricos” de una generación desgastada, una dirección técnica deficiente -que nunca encontró la alineación titular- y una dirigencia que fue sumando errores y decisiones difíciles de explicar en los últimos años.

La “albiceleste” estuvo a solo siete minutos de despedirse de Rusia en primera ronda y sin siquiera ganar. De esa “catástrofe” futbolística fue salvada por la volea de Marcos Rojo ante Nigeria.

Obtener el derecho, como segunda del Grupo D, de dirimir un pasaje a cuartos frente a Francia, maquilló la campaña del equipo del entrenador Jorge Sampaoli, pero no cambia el concepto: Argentina cumplió un Mundial decepcionante.

El proceso venía mal encaminado desde hace tiempo. Argentina, en más de una década, no tuvo un proyecto para su selección: desde Alemania 2006 pasaron por su banquillo siete entrenadores con ideas de juego divergentes y hasta antagónicas.

Si bien la “albiceleste” llegó a Rusia como subcampeona mundial, las frustraciones acumuladas desde la final que disputó en el Maracaná ante Alemania en 2014 fueron muchas: también perdió ante Chile los partidos por el título de las Copas América que se jugaron en los años posteriores.

Argentina clasificó agónicamente a esta Copa. Fue cuarta en la eliminatoria, un puesto que recién aseguró en la última fecha. En total, tres entrenadores estuvieron a cargo en ese período clasificatorio: Gerardo Martino, Edgardo Bauza y Sampaoli.

Para peor, en el Mundial Messi mostró su mejor versión solo en cuentagotas: erró un penal ante Islandia, estuvo desaparecido frente a Croacia, resurgió con un golazo en la victoria sobre Nigeria y ante Francia otra vez decepcionó.

Con cuatro mundiales disputados, en los últimos tres el actual capitán solo fue el líder futbolístico que su equipo necesitaba en contados momentos, aunque tampoco hubo un equipo que lo rodeara y sacara el mayor provecho de él como sí sucede en el Barcelona. Messi, quien en Qatar 2022 tendrá 35 años, continúa sin obtener título alguno a nivel de selección mayor.

Javier Mascherano fue el verdadero líder del vestuario, con Messi a su lado. En torno a ellos, se conformó la denominada “mesa chica” (en la que entre otros están Sergio Agüero y Lucas Biglia) que, a medida que fueron pasando los años, obtuvo mayor injerencia en decisiones tales como la asunción o el despido de un entrenador o la conformación del equipo.

Sampaoli, quien asumió hace poco más de un año, se desdibujó a sí mismo a partir de sus constantes cambios de sistema y de nombres, en algunos casos realizando concesiones al plantel. Durante el Mundial, la prensa argentina habló de un supuesto complot de los jugadores para que el DT se fuera, algo que ambas partes desmintieron.

La conformación de la lista mundialista también dejó más preguntas que certezas. Sampaoli descartó a jugadores de gran presente, como Lautaro Martínez y Ricardo Centurión o de probado éxito en Europa, como Mauro Icardi.

Y solo por circunstancias fortuitas (lesiones) terminaron viajando a Rusia el arquero Franco Armani y el volante Enzo Pérez, quienes terminaron siendo titulares.

Los dirigentes tampoco estuvieron a la altura. Tras la muerte de Julio Grondona, quien gobernó la AFA con mano de hierro durante 35 años, la pelea por la sucesión derivó en un escandaloso sufragio que terminó igualado en 38 votos por candidato, cuando los votantes eran 75.

Luego de que el organismo fuera intervenido, finalmente una nueva votación puso en el máximo cargo a Claudio “Chiqui” Tapia, responsable de errores que afectaron la preparación de la selección para Rusia, como la programación de un amistoso en Jerusalén, que los jugadores decidieron suspender a pocos días de que se jugara por razones de seguridad.

Todo esto lleva a que más allá de Messi, las otras estrellas y los pergaminos, no hay nada que haya sorprendido demasiado en la eliminación de Argentina. (Editado por Rodrigo Charme y Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below