8 de agosto de 2017 / 17:40 / en 2 meses

Agricultores argentinos apuestan al maíz pese a liderazgo de expresidenta Fernández para legislativas

Por Maximilian Heath

BUENOS AIRES, 8 ago (Reuters) - Los agricultores de Argentina incrementarán sus inversiones en la próxima temporada de maíz a pesar de que la expresidenta Cristina Fernández, con quien mantuvieron feroces cruces durante sus gobiernos, lidera la intención de voto en el mayor distrito del país para las elecciones legislativas de octubre.

Según la asociación de productores de fertilizantes Fertilizar, la venta de esos insumos para el maíz crecería 8 por ciento interanual en 2017, a 3,9 millones de toneladas, mientras que la Asociación de Semilleros de Argentina (ASA) dice que los agricultores están adquiriendo semillas de última tecnología.

La apuesta por el maíz 2017/18, cuya siembra comienza en septiembre, se da en momentos en que Fernández, una peronista de centroizquierda que gobernó de 2007 a 2015, encabeza las encuestas entre los candidatos a senadores nacionales en la provincia de Buenos Aires para los comicios legislativos.

“Todos estamos mirando las elecciones, pero el productor agropecuario ya ve que las condiciones comerciales cambiaron. Ahora lo que quiere es que mejore el clima para sembrar el trigo que falta y empezar con la gruesa (maíz y soja) con la más nueva tecnología, con todo lo que esté disponible”, dijo Alfredo Paseyro, gerente general de ASA.

Una eventual victoria de Fernández -cuyos gobiernos aplicaron altos impuestos y restricciones a la exportación de maíz- la posicionaría como la principal opositora al oficialismo del presidente liberal Mauricio Macri de cara a las elecciones presidenciales del 2019.

El fantasma de un eventual retorno de la expresidenta al poder ha generado preocupación entre inversores, que temen un regreso a políticas de intervención sobre la economía tras las reformas pro-mercado que ha aplicado Macri desde 2015.

“Cuando cosechen el maíz (el año que viene) va a seguir vigente este Gobierno. Por eso no es una inversión de riesgo en sentido político”, dijo el analista político Raúl Aragón.

Poco después de asumir la presidencia a fines del 2015, Macri eliminó los impuestos y límites que regían sobre los embarques de maíz y trigo, lo que derivó en una inmediata ampliación en el área sembrada con ambos cultivos.

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, las políticas oficiales más favorables para el sector impulsaron la producción del maíz 2016/17 -cuya recolección está por terminar- a un récord de 39 millones de toneladas, muy por encima de los 30 millones del ciclo previo.

Al maíz “había que darle un empujón, alguna condición que mejorara la ecuación” comercial, dijo María Fernanda González Sanjuan, gerenta ejecutiva de Fertilizar, que agregó que el 2017 “es un año para aplicar tecnología”. (Editado por Maximiliano Rizzi, editado por Gabriela Donoso)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below