16 de noviembre de 2016 / 10:37 / en 9 meses

RPT-Argentina traslada ofensiva contra narcotráfico hacia puertos privados

(Repite nota transmitida la noche anterior. Texto sin cambios)

Por Caroline Stauffer

ROSARIO, Argentina, 15 nov (Reuters) - El Gobierno argentino ha endurecido la seguridad en los puertos de Rosario con la cooperación de los operadores de las terminales privadas, para mantener a los narcotraficantes alejados de una industria clave en el mayor polo agroexportador del país austral.

Unos 3.000 integrantes de la policía federal, la guardia costera, la gendarmería y la policía agroportuaria han sido desplegados en la provincia de Santa Fe en las últimas semanas. La mitad de ellos tiene base en Rosario, de donde sale cerca del 80 por ciento de las exportaciones argentinas de granos.

Más de una docena de compañías exportadoras de granos y derivados que operan en la zona de Rosario, entre ellos gigantes como Cargill, han acordado trabajar con el Gobierno.

"Nuestro objetivo es evitar que los puertos sean una entrada libre para el narcotráfico", afirmó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

La campaña en los puertos es el intento más reciente del presidente de centroderecha Mauricio Macri para combatir el tráfico de drogas. En enero, un mes después de asumir, Macri declaró el estado de emergencia por un año, lo que permite al Gobierno a derribar aviones sospechados de transportar drogas.

El acuerdo sobre los puertos, firmado en septiembre y al que tuvo acceso Reuters, autoriza a las fuerzas federales a ingresar a terminales privadas y es una prueba de que los comerciantes de granos del tercer mayor exportador mundial de soja y maíz también están preocupados por el narcotráfico.

Argentina ha eludido en gran medida la violencia narco que se ve en Colombia y México, pero es ahora el quinto mayor punto de tráfico de cocaína hacia Europa y Asia, según Naciones Unidas. Argentina no produce la droga, pero la recibe a través de sus fronteras desde Bolivia, Perú y Colombia.

La ubicación de Rosario en el Río Paraná, que se extiende hacia Buenos Aires y el Océano Atlántico, hace que también sea un punto de contrabando de marihuana paraguaya. Pandillas controlan las entregas por tierra en la periferia pobre de Rosario, que es la tercera ciudad más poblada de Argentina.

Las guerras entre narcos por control territorial contribuyen a una tasa de homicidios que quintuplica al promedio nacional en una ciudad conocida por los argentinos como la "Chicago de América Latina", en referencia a su amplio comercio de granos.

Más recientemente, Rosario ha pasado a ser llamada la "Tijuana de Argentina", en alusión a la violenta ciudad mexicana que está en el corazón del contrabando de drogas.

La política de Macri sobre el narcotráfico es considerada más severa que la de su antecesora de centroizquierda, Cristina Fernández. Un portavoz del gobierno provincial de Santa Fe dijo que las autoridades locales venían reclamando desde hace años una mayor cooperación y más seguridad en áreas de jurisdicción federal, como puertos y vías navegables.

El prefecto mayor de la guardia costera Roberto Tomás Annichini llegó a Rosario en enero -poco después de la asunción de Macri- para supervisar parte del Río Paraná, luego de haber pasado la mayor parte de su carrera vigilando los océanos de Argentina, casi sin pensar en los traficantes de drogas.

"Aprendí rápido", dijo.

La guardia costera -llamada Prefectura Naval- tiene acceso a mapas electrónicos que muestran en tiempo real la ubicación de cada buque que ingrese o esté por ingresar en aguas argentinas, pero sólo los agentes de Aduana pueden ver qué tipo de cargamento llevan. Y hay poca cooperación entre ambas agencias.

El acuerdo con los operadores de terminales portuarias apunta a incrementar la eficiencia, dijo Annichini, y la guardia costera ha realizado inspecciones sorpresivas en varios puertos de la provincia de Santa Fe en las últimas semanas.

MANERAS INFINITAS

Los operadores portuarios, al igual que la guardia costera, afirman que las medidas son principalmente preventivas y que hay poco riesgo de que ingresen drogas por las terminales de granos, que están altamente custodiadas. Ellos dicen que las porosas fronteras de Argentina son las responsables del ingreso de marihuana y cocaína.

"(El acuerdo) es importante para todos los operadores portuarios de la región, ya que en el imaginario colectivo se ha instalado, lamentablemente, la idea de que los puertos del Gran Rosario somos una especie de colador por donde ingresan a diario sin ningún tipo de control toneladas de droga, y no es así", dijo Guillermo Wade, gerente de la cámara portuaria Capym, el grupo que firmó el acuerdo con el Gobierno.

Wade señaló que las empresas han realizado inversiones adicionales en seguridad en años recientes, incluyendo candados electrónicos para las inspecciones de aduana, circuitos cerrados de cámaras de televisión y escáneres no intrusivos de cargamentos para asegurar que las drogas no entren al sistema de puertos.

Sin embargo, el año pasado agentes de aduanas encontraron unos 30 kilogramos de cocaína absorbidos en granos de arroz en un depósito en Rosario. El cargamento estaba destinado a Europa, a través de una ruta que pasa por África.

Este mes, el periódico argentino La Nación reportó que 32 toneladas de marihuana fueron incautadas en dos cargamentos en la vía Paraguay-Paraná en el último año.

Jorge Caro, que ayuda a desarrollar planes de seguridad privada para puertos y barcos, dijo que es sencillo para los traficantes sobornar a los conductores de camión, quienes pueden ingresar drogas en los contenedores de carga, y luego convencer a los agentes de aduana para que no revisen los cargamentos.

La agencia de aduanas de Argentina declinó realizar comentarios y dijo que no cuenta con datos sobre incautaciones de drogas en la hidrovía Paraguay-Paraná.

"(Los puertos) no tienen ni idea de lo que les está pasando", dijo Caro. "Los narcos siempre están pensando en cómo mandar las drogas. Latas, bolsas de papa, hay infinidades de maneras." (Traducido al español por Maximiliano Rizzi; Editado por Ricardo Figueroa)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below