25 de mayo de 2012 / 12:32 / en 5 años

PREVIA-TENIS-Nadal podría frustrar a Djokovic en Roland Garros

Por Martyn Herman

Mayo 25 (Reuters) - Novak Djokovic iniciará el domingo el torneo de Roland Garros y estará a siete victorias de convertirse en el primer tenista en 43 años en ganar los cuatro títulos de Grand Slam de forma consecutiva. El único problema es que para hacerlo probablemente deberá vencer al rey del polvo de ladrillo: Rafael Nadal.

El serbio de 25 años será el cabeza de serie número uno del Abierto de Francia, puesto que es el número uno del mundo tras ganar Wimbledon, el Abierto de Estados Unidos y el Abierto de Australia.

Sin embargo, es difícil señalarlo como favorito contra Nadal, al que Djokovic califica como el “desafío final” en polvo de ladrillo porque el español está en forma en el momento justo para perseguir su séptimo título en París y adelantar a Björn Borg en el panteón de los campeones de Roland Garros.

El año pasado, Djokovic llegó a París en racha en polvo de ladrillo tras derrotar a Nadal en las finales de Madrid y Roma, sólo para caer frente a un inspirado Roger Federer en semifinales.

Este año mantiene una forma impresionante, si bien no tan espectacular como en el 2011, cuando ganó sus primeros 41 partidos de forma consecutiva antes de perder en cuatro sets frente al suizo.

El serbio también ha cedido su férreo dominio sobre Nadal tras perder las finales de Montecarlo y Roma, después de haber ganado sus anteriores siete partidos frente al poderoso mallorquín.

Sin embargo, tras derrotar a un rejuvenecido Federer en las semifinales de Roma, y dado que el número cuatro del mundo, Andy Murray, no atraviesa su mejor momento, parece que habrá pocas barreras para que Djokovic se enfrente a su destino el 10 de junio.

“Hay una posibilidad de ganar cuatro Grand Slam seguidos y voy a prepararme como me prepararía para cualquier otro torneo, pero más centrado”, dijo Djokovic tras su derrota frente a Nadal por 7-5 y 6-3 en la capital italiana.

Si triunfa en París, se unirá al australiano Rod Laver y al estadounidense Don Budge como los únicos ganadores de los cuatro grandes a la vez. Sin embargo, antes el reto era menos complicado, ya que tres de ellos se diputaban sobre hierba, mientras que ahora hay que dominar tres superficies distintas.

POCOS AJUSTES

Otro título para Nadal dejaría pocas dudas sobre las credenciales del zurdo como el mejor jugador sobre polvo de ladrillo de la historia.

Tras derrotar a Federer en la final del año pasado para igualar a Borg, Nadal no consiguió ganar otro torneo hasta Montecarlo, un preocupante lapso de tiempo que reavivó las dudas sobre el efecto que su estilo de juego estaba teniendo en su cuerpo.

Entonces ganó en Barcelona y, excepto por el traspié en la tierra azul experimental de Madrid, donde cayó frente a su compatriota Fernando Verdasco, Nadal se ha mostrado superior. Derrotar a Djokovic en Montecarlo y Roma le ha dado un enorme impulso.

“Creo que esta victoria es importante psicológicamente”, dijo Nadal tras conseguir su sexto título en Roma.

“La temporada de tierra batida (polvo de ladrillo) ha sido mejor para mí (este año), excepto por el error de Madrid. En mi opinión, estoy jugando bien y a un buen nivel”, afirmó.

Aunque repetir la épica final del Abierto de Australia que Djokovic ganó tras cinco horas y 53 minutos gustaría a más de uno, otros tenistas podrían demostrar ser peligrosos obstáculos a lo largo del camino.

Tras ganar el torneo de Madrid y volver a ser brevemente el número dos del mundo, Federer deleitó a su gran número de fans, y si el tiempo en París es cálido y la pista rápida, el eterno favorito suizo será un peligroso contendiente.

Murray demostró el año pasado al llegar a semifinales y presionar a Nadal que tiene la paciencia y la potencia de fuego necesaria para suponer una amenaza, y será interesante comprobar el impacto que su entrenador Ivan Lendl tendrá en la confianza del escocés.

El checo Tomas Berdych, número siete del mundo, está lleno de confianza tras algunas actuaciones brillantes en los últimos meses, mientras que el número cinco, el francés, Jo-Wilfried Tsonga también podría suscitar las pasiones nacionales si llega con su juego de calidad.

Argentina llevará un fuerte contingente al torneo en el que ha destacado en años anteriores, con Juan Martín del Potro como la mejor opción para llegar a la segunda semana tras sus impresionantes actuaciones en Estoril y Madrid.

De cualquier forma, Nadal sigue siendo el hombre a batir. (Traducido por Redacción de Madrid. Editado en español por Marion Giraldo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below