16 de enero de 2012 / 14:32 / en 6 años

Campos Argentina tendrán lluvias esta semana, pero insuficientes

Por Nicolás Misculin y Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 16 ene (Reuters) - El área agrícola de Argentina recibirá nuevas lluvias esta semana, pero no serán suficientes para mejorar el estado de la soja y, especialmente, del maíz, que fueron muy golpeados por una larga sequía que recién se atenuó con las precipitaciones de los últimos días.

Especialistas en clima dijeron el lunes que a lo largo de la semana también habrá altas temperaturas que continuarán castigando a los cultivos de Argentina, uno de los mayores exportadores mundiales de granos, que desde diciembre sufre las consecuencias del fenómeno climático La Niña.

“Se esperan muy pocas precipitaciones en las próximas días, con lo cual estas precipitaciones aún no serían suficientes para mejorar el estado hídrico de los suelos”, señaló Liliana Núñez, responsable del área de Agrometeorología del Servicio Meteorológico Nacional.

La feroz sequía que dio un fuerte impulso a los futuros de granos en el mercado de Chicago concluyó con las fuertes lluvias que se produjeron la semana pasada en toda la zona agrícola central del país, pero muchas áreas quedaron, de todos modos, con necesidad de más agua.

El maíz, que está atravesando la etapa crítica de floración, fue el grano más perjudicado por la escasa humedad de la campaña 2011/12, y algunos productores estiman que tendrán pérdidas -ya irrecuperables- de hasta el 50 por ciento en los rendimientos.

Los chacareros ahora aguardan nuevas precipitaciones que les permitan sembrar la soja de implantación tardía (conocida como “soja de segunda”) y mejorar el estado de la oleaginosa y el maíz ya sembrados.

“No va a haber grandes lluvias (...) De las primeras horas del miércoles hasta el jueves hay probabilidad de precipitaciones, pero muy aisladas y con acumulados bajos, entre los 10 y los 15 milímetros”, explicó a Reuters Leonardo De Benedictis, analista de la consultora Clima Campo.

“Y las temperaturas van a seguir siendo elevadas en la zona núcleo en toda la semana, con máximas superiores a los valores normales. La alta temperatura y las escasas lluvias, en balance, van a hacer que la semana termine con un déficit de humedad”, añadió el experto.

El clima adverso llevó a todos los especialistas a reducir sus prónosticos para la cosecha argentina.

El viernes, la Bolsa de Comercio de Rosario estimó que la producción de maíz será de 21,4 millones de toneladas, muy por debajo de los 26 millones previstos en diciembre por la entidad, que mantuvo en 49,5 millones de toneladas su proyección para la soja.

En medio del malhumor que les genera observar el deterioro diario de sus cultivos, los productores sólo tienen ojos pesimistas para sus campos.

“Acá el día es muy lindo, no hay una nube, no hay viento, no veo cuándo va a haber lluvias”, expresó Rubén Sgalippa, un agricultor de soja y maíz del área de Carlos Casares, en el centro de la importante provincia agropecuaria de Buenos Aires.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja y el segundo de maíz. (Reporte de Nicolás Misculin)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below