9 de enero de 2012 / 17:59 / hace 6 años

Campo argentino vería lluvias pero podrían ser insuficientes

* Futuros de maíz en Chicago, impulsados por sequía argentina

* Operadores aguardan estimación cosecha USDA esta semana

Por Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 9 ene (Reuters) - Los secos campos de la principal región agrícola de Argentina recibirían lluvias esta semana, aunque los climatólogos se preguntan si su volumen alcanzará para revivir a los castigados lotes de maíz y soja.

Los cultivos de Argentina, un proveedor mundial clave de alimentos, hace semanas que sufren la falta de precipitaciones debido al fenómeno climático La Niña, lo que generó que analistas recorten sus estimaciones de cosecha y que productores pidan beneficios fiscales para poder sobrevivir la temporada.

“La zona núcleo va a recibir precipitaciones, aunque estarán por debajo del nivel que necesita”, dijo Germán Heinzenknecht, experto de la Consultora de Climatología Aplicada, y agregó que las lluvias se producirían en las próximas 48 horas.

La zona agropecuaria más rica del país está compuesta por el sur de la provincia de Santa Fe, el norte de la provincia de Buenos Aires y el sur de la provincia de Córdoba.

“(Estas zonas) necesitan 150 milímetros y va a haber 20, 25 milímetros”, señaló Heinzenknecht, que añadió que “pueden aparecer sorpresas, sectores que reciban más de lo que dice el pronóstico. Pero en general la expectativa tiene que fundarse en torno a ese valor”.

El corazón de la región pampeana espera la humedad con urgencia, luego de haber registrado apenas entre 10 y 50 milímetros de lluvias en diciembre, muy por debajo de los entre 60 y 100 milímetros que cayeron en el mismo mes del 2010.

Martín Fraguío, director ejecutivo de Maizar -entidad que nuclea a la cadena del maíz-, dijo que las lluvias previstas para el lunes o el martes aliviarán algunos lotes de maíz y soja, mientras que los productores que no reciban humedad tendrán que decidir entre sembrar de nuevo o directamente esperar a la próxima temporada.

“Lo más probable es que haya lluvias en la mayor parte del área agrícola, así que, en teoría, si todo marcha bien, deberíamos recibir suficiente lluvia para relanzar la temporada”, señaló Fraguío.

“Algunos lotes serán perdidos”, dijo Fraguío, que añadió que “en el caso del maíz, que tiene precios bastante altos, los productores que después de esta semana tengan suficiente humedad en el suelo probablemente vuelvan a sembrar, usando semillas más baratas sólo para jugarse a recuperar algo de lo que la sequía les sacó”.

De todos modos, las estimaciones actuales de la cosecha de maíz del ciclo 2011/12 de Argentina son de entre 23 y 27 millones de toneladas, sin cambios o superiores a los 23 millones de toneladas récord recolectadas en la campaña previa.

“El año pasado a esta altura tuvimos un diciembre de altísimas temperaturas y tuvimos una cosecha de 23 millones de toneladas de maíz. Sin negar que es un problema grave, me parece que todavía estamos a tiempo”, dijo Oscar Solís, subsecretario de Agricultura, a una radio local.

A su vez, el funcionario señaló que la producción de granos en Argentina en el 2012 sería cercana a los 100 millones de toneladas, por debajo de los 110 millones previstos inicialmente, debido a que el maíz vería una merma en sus rendimientos.

Precio globales de alimentos y gráfico de producción de granos de Argentina (en inglés):

link.reuters.com/suq84s

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^>

Los chacareros argentinos temen que vuelva a repetirse una sequía como la de la campaña 2008/09, que provocó graves pérdidas agrícolas y arrasó con rebaños enteros de ganado.

No obstante, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires dijo que las precipitaciones que se reportarían esta semana traerían un importante alivio al maíz y la soja.

Según el informe semanal de cultivos que el Ministerio de Agricultura publicó el viernes, las condiciones son críticas en varias zonas productoras, como en Bragado, en el norte de Buenos Aires, la principal provincia agropecuaria de Argentina.

La firma estadounidense de análisis Informa Economics bajó el viernes sus estimaciones de cosecha de maíz y soja de Sudamérica, señalando que la sequía redujo las perspectivas de rendimiento de los cultivos.

La severa falta de agua ha recortado las previsiones de producción de maíz de Argentina, el segundo exportador global del cereal, en un momento en el que se esperaba que la cosecha la nación austral compensaría la decepcionante producción de Estados Unidos.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) publicará esta semana su informe mensual de oferta y demanda mundial de granos, donde podría modificar su actual estimación de 29 millones de toneladas para el maíz 2011/12.

La sequía, que también afecta al vecino Brasil, ha sido uno de los factores que impulsó el precio de los futuros del maíz en el mercado de Chicago en un 11 por ciento desde un mínimo del 15 de diciembre. (Editado en español por Maximilian Heath)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below