26 de marzo de 2012 / 13:52 / en 6 años

Extranjeros invaden mercado cerealero norteamericano

Por Tom Polansek y Rod Nickel

26 mar (Reuters) - Durante décadas, las principales comercializadoras de granos como Cargill y Bunge disfrutaron una indiscutida ventaja: sus competidores norteamericanos más pequeños no tenían la flexibilidad y diversidad de una operación global, y sus rivales extranjeros no tenían acceso a los exportadores más grandes y estables del mundo.

Eso está por cambiar.

Las compañías cerealeras grandes de Estados Unidos y Canadá se han puesto a la venta y ofrecen a comercializadoras asiáticas y europeas como Glencore y Noble Group una rara oportunidad para entrar en esos mercados.

Las comercializadoras se abalanzan sobre las oportunidades en espera de expandir sus negocios y ganancias en la venta de cereales, que son operaciones de bajo margen y alto volumen.

Ello creará una competencia sin precedentes para los operadores tradicionales en su territorio local y la ola más grande de consolidación en la industria desde que Cargill compró a su rival Continental Grain en la década de 1990.

La urgencia en operar en Estos Unidos o Canadá, países que representan más de un tercio de las exportaciones mundiales de maíz y trigo, creció debido al alza de la demanda global de cereales.

En especial, desde que otros productores como Argentina y Rusia frustraron a los operadores cerealeros en los últimos años al limitar las exportaciones y proporcionar cosechas decepcionantes.

“Si uno realmente quiere tener un origen para el maíz, el trigo y la soja, Estados Unidos es el lugar”, dijo Harold Reed, jefe de operaciones de The Andersons, una compañía estadounidense de granos y etanol con sede en el estado de Ohio.

Los operadores internacionales, muy conscientes de las presiones de la demanda, “ven a Estados Unidos y Canadá como el único anclaje sólido que nunca dejará de estar,” dijo Reed.

“El Gobierno es confiable, el programa de exportaciones es confiable, el clima suele ser confiable”, añadió.

Un ejemplo del enorme valor que Glencore, la principal comercializadora mundial de materias primas, ve en Canadá es la compra por unos 6.200 millones de dólares del mayor intermediario de granos del país, Viterra.

Gavilon, una de las principales comercializadoras de productos agrícolas y energéticos, está en venta.

Está claro que Glencore tenía también otros incentivos para adquirir Viterra. El fin del monopolio de comercialización de trigo de casi siete décadas en Canadá fortaleció su atractivo para los operadores globales y Viterra tiene activos valiosos en Australia.

Compañías como Mitsui & Co, Marubeni Corp y Noble -con sede en Hong Kong- se enfrentan para adquirir a Gavilon, que cotiza a alrededor de 5.000 millones de dólares, según fuentes consultadas.

“La gente está buscando integrarse para ganar una mayor economía de escala”, dijo Doug Hart, presidente de la consultoría Hart and Associates. “La mayor participación de mercado que tienes en una zona te da una mayor habilidad para controlar tus márgenes y precios”, agregó. (Reporte adicional de Karl Plume, Editado por Juan Lagorio)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below