10 de mayo de 2013 / 13:03 / en 5 años

ENFOQUE-Informalidad: blanco muy ambicioso en plan fiscal del Gobierno mexicano

* Será difícil terminar con “estímulos perversos” de corrupción

* Gravar a economía subterránea podría quedarse en buenos deseos

* Imponer IVA a alimentos y medicinas es la vía más fácil

Por Luis Rojas

MEXICO DF, 10 mayo (Reuters) - México lucha por legalizar de una vez por todas al enorme sector informal que le hace perder miles de millones de pesos en ingresos tributarios, pero cuenta con pocos ases bajo la manga para imponerse con una reforma fiscal a siglos de comercio callejero, décadas de corrupción y manejos políticos.

Si bien el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no ha dado detalles de una esperada reforma de la hacienda pública, que se prevé sea presentada en el segundo semestre, ha dejado claro que será “grande”, y que buscará eliminar exenciones, tasas preferentes así como sumar a pequeños contribuyentes..

La pretendida “formalización de los informales” -que representan actualmente seis de cada 10 empleos- podría elevar los escuálidos ingresos tributarios de la segunda economía de América Latina en cuatro puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB).

No obstante, las intenciones de gravar a la llamada economía subterránea podrían quedarse en buenos deseos ante lo que parece una misión imposible: romper con millonarias y anquilosadas estructuras de corrupción que manejan a los informales a cambio de favores políticos que se traducen en votos.

México, con más de 112 millones de habitantes al 2010, tiene una arraigada tradición prehispánica de mercados al aire libre, bazares e incluso modestos sitios de comida en las calles más transitadas de las grandes ciudades y hasta en pequeños pueblitos, empleando informalmente a millones de personas.

Expertos dicen que el país necesita aumentar su recaudación fiscal entre seis y ocho puntos porcentuales, desde el 10 por ciento del PIB actual, la más baja entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) e incluso una de las más bajas de Latinoamérica.

IVA, LA OTRA RUTA

En todo el país existen unos 29.3 millones de personas que trabajan en la informalidad y que no tienen seguridad social, sobre una población ocupada de 48.2 millones.

Y para quienes engrosan las filas de este sector, existe el Régimen de Pequeños Contribuyentes, Repecos, que es una opción voluntaria vigente en los 32 estados de México y que fija una cuota para las personas físicas que realicen ventas o presten un servicio con ingresos menores a dos millones de pesos anuales.

En el caso de la Ciudad de México, la cuota bimestral es de 200 pesos (16.6 dólares) y aunque en el 2011 la recaudación de estos pequeños contribuyentes fue casi un 12 por ciento mayor a lo previsto, de 204.3 millones de pesos (17 millones de dólares), todavía hay miles al margen de la figura fiscal.

El carácter voluntario de los Repecos lo hace su propio enemigo y no garantiza la adhesión al fisco, de manera que algunos expertos creen que la vía ideal para forzar la tributación de los informales es a través de un impuesto directo al consumo, como al Valor Agregado (IVA).

“Una reforma hacendaria ideal es aquella que trae a los informales a la formalidad, por medio de gravar el consumo”, dijo Francisco Arroyo, diputado del PRI, en una reciente entrevista radial.

México aplica desde 2010 un IVA del 16 por ciento, pero mantiene en régimen cero para los alimentos y las medicinas, las dos vías más sencillas para colectar tributos de la informalidad, según expertos, pero al mismo tiempo los rubros más espinosos por la creencia de que al imponerles un gravamen se afectaría a la población de menos recursos.

Expertos dicen que el golpe del IVA a las clases más bajas sería compensado con subsidios muy puntuales, una idea asomada por algunas altas fuentes del Gobierno.

En años recientes, los actores políticos en México han protagonizado extensas e infructuosas negociaciones para elevar la recaudación vía IVA en alimentos y medicinas, pero los desacuerdos han sido más grandes que las coincidencias.

En una medida inédita, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Peña Nieto acordó en marzo retirar de su Plan de Acción una prohibición impuesta hace años, que impedía a sus legisladores votar a favor del IVA en alimentos y medicinas, en un indicio de lo que podría venir hacia adelante.

Según cálculos de académicos, elevar el odiado impuesto a un 18 por ciento, incluyendo alimentos y medicinas, garantizaría subir la recaudación entre tres y cuatro puntos del PIB.

Pero para algunos es sólo un paliativo.

El IVA “no es la solución, es una mejorita (...) y estoy tratando como legal a un ilegal y ahí ya hay un problema”, dijo Fausto Hernández, economista del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

MILLONARIA RADIOGRAFIA

No hay estadísticas precisas sobre las ganancias informales, pero académicos han dicho que, por ejemplo, un vendedor ambulante puede ganar en promedio más de 1,000 pesos al día (unos 82 dólares) con la venta de discos compactos ilegales en los vagones del transporte subterráneo.

El monto es casi 15 veces mayor a los alrededor de 65 pesos de salario mínimo al día de la Ciudad de México.

Pero no todo es ganancia en el caso de los ambulantes.

Bajo condición de anonimato, uno de los llamados “toreros” que vende mercancía en el Eje Central, una de las principales avenidas de la Ciudad de México, dijo a Reuters que tiene que pagar en ocasiones hasta 50 pesos diarios a un líder de la zona por el derecho a un lugar de venta.

“Cada lugar tiene una especie de ‘dueño’ y las cuotas van desde 20 a 50 pesos, lo cual ya es un abuso”, explicó. “Es como una renta del espacio y si no pagas se ponen violentos”, agregó.

Según Héctor Saúl Téllez, presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso local, en la Ciudad de México hay registros de hasta 1.8 millones de personas en la informalidad, con ingresos anuales de hasta 260,000 millones de pesos.

El monto representa casi el doble del gasto total de la alcaldía, que en 2012 fue de 138,564 millones de pesos.

Del total de las ganancias subterráneas, alrededor de 83,000 millones de pesos estarían sujetos a gravamen, idealmente bajo la figura del Repeco.

ELIMINAR PERVERSIONES

El ministro de Hacienda, Luis Videgaray, ha dicho que la reforma hacendaria estará encaminada a combatir la informalidad y lo que los fiscalistas llaman los “estímulos perversos” que han alimentado por décadas al comercio informal.

Estos “estímulos” constituyen un círculo vicioso en el que un líder o incluso políticos piden cuotas a los comerciantes informales para obtener un permiso y el derecho de vender en determinado lugar.

“Hay estímulos perversos que hacen que la economía informal ya sea ahora del 60 por ciento”, dijo Carlos Cárdenas, presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, en una reunión con periodistas de Thomson Reuters.

“En México hay ‘políticos’ que son los que promueven la economía informal y obtienen cientos de millones de pesos por controlar a los informales que además de representarles dinero, obtienen también control político porque de ellos obtienen votos corporativos”, agregó.

Para expertos, este esquema está principalmente asociado al PRI, que gobernó México entre 1929 y el 2000, y recientemente al izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), que administra desde 1997 la populosa capital mexicana.

“Los extorsionan y les piden votos a favor y no los formalizan porque, en el momento en el que lo hagan, las personas van a dejar de tener un compromiso partidario o político o de corrupción con estos sectores. Este es el mal que existe”, dijo el legislador Téllez, del derechista Partido Acción Nacional(PAN). (Editado por Ana Isabel Martínez y Pablo Garibian)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below