8 de febrero de 2012 / 1:27 / en 6 años

Honduras busca descongelar inversiones brasileñas en obras

Por Ana Flor

SAO PAULO, 7 feb (Reuters) - Una delegación de ministros y empresarios de Honduras sostuvo el martes reuniones con el Gobierno de Brasil para intentar pasar la página de la crisis abierta por el golpe militar del 2009 y descongelar el financiamiento de obras de infraestructura por más de 600 millones de dólares.

La misión encabezada por el canciller Arturo Corrales busca garantizar el financiamiento del estatal Banco Nacional de Desarrollo brasileño para dos hidroeléctricas proyectadas por la constructora Odebrecht y presupuestadas en 271 millones de dólares.

Los proyectos fueron paralizados tras el derrocamiento del ex presidente Manuel Zelaya, un episodio que tensó las relaciones con Brasil casi a un punto de quiebre.

Pero diplomáticos hondureños en Brasilia dijeron que la visita de Corrales “inicia una nueva y fructífera etapa” entre las dos naciones.

La reanudación del financiamiento brasileño sería un nuevo paso hacia la reinserción de Honduras en la región. La nación centroamericana fue reintegrada en el 2011 a la Organización de Estados Americanos tras una suspensión de dos años.

“Es importante normalizar las relaciones con Brasil pues es un país importante en la región y sería vital lograr el financiamiento para los proyectos hidroeléctricos ”, dijo a Reuters el ejecutivo del Consejo Hondureño de la Empresa Privada, Benjamín Bográn.

“Brasil es una potencia en Latinoamérica y políticamente es importante e influyente para poder acceder a créditos en organismos como el Banco Interamericano de Desarrollo”, añadió.

Los estudios de viabilidad para la construcción de las hidroeléctricas de Los Llanitos y Jicatuyo serán concluídos en las próximas semanas, dijo Odebrecht en un email enviado a Reuters a través de su oficina de prensa.

Además de las hidroeléctricas, Honduras quiere que Brasil financie la construcción de una carretera entre las costas del Atlántico y el Pacífico, una obra de 219 millones de dólares sería construido por las empresas brasileñas OAS y Queiroz Galvao. El BNDES aportaría 145 millones de dólares.

Honduras quiere destrabar también la construcción de la represa de San Fernando, una obra de 600 millones de dólares adjudicada a la empresa brasileña Andrade Gutierrez. Según fuentes brasileñas, Tegucigalpa espera que el BNDES financie 271 millones de dólares.

Fuentes del Ministerio de Comercio Exterior dijeron que Honduras quiere comprar además maquinaria agrícola y aviones de ataque ligero Super Tucano fabricados por la empresa brasileña Embraer.

La delegación hondureña tiene previsto reunirse el miércoles con el canciller brasileño Antonio Patriota.

Además, los funcionarios hondureños tienen previsto visitar la fábrica de Embraer en Sao Jose dos Campos, en las afueras de Sao Paulo. (Reporte adicional de Gustavo Palencia en Tegucigalpa y Esteban Israel en Sao Paulo, Editado por Juana Casas)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below