February 11, 2020 / 9:57 PM / 6 months ago

La "silla usurpadora", símbolo de la discordia entre Congreso salvadoreño y Bukele

SAN SALVADOR, 11 feb (Reuters) - Poco antes de iniciar una sesión extraordinaria el lunes, tras la polémica intervención militar del Congreso de El Salvador, su presidente, Mario Ponce, mandó a quitar la silla que fue ocupada por el presidente Nayib Bukele y la marcaron con una cinta adhesiva blanca con la leyenda: “silla usurpada”.

El mueble de madera, forrado con cuero azul oscuro, fue relegado a la parte de atrás de la mesa donde se instala la junta directiva de la Asamblea Legislativa, mientras los diputados celebraron la noche del lunes una resolución de la Corte Suprema que ordenaba al Ejecutivo abstenerse a hacer un uso inadecuado de las fuerzas armadas.

Ponce también mandó a retirar un pequeño gong dorado con el cual cada semana llamaba a sesiones plenarias y que Bukele usó la tarde del domingo durante su irrupción armada en el parlamento, donde carece de mayoría.

Diversos analistas aseguran que la acción de Ponce puede interpretarse como un claro mensaje a Bukele de que los legisladores no están dispuestos a tolerar la violación a la independencia de poderes ni el autoritarismo.

“Esta exclusión de la silla, haberla hecho hacia un lado, manda un mensaje a la nación y al Presidente (...) y puede ser entendido como un rechazo a quien se sentó en una silla que no le correspondía, usurpando atribuciones y competencias de otro funcionario”, dijo a Reuters el analista Eduardo Escobar.

En un intento por presionar a los legisladores para que le aprobaran un préstamo por 109 millones de dólares para sus planes de seguridad, Bukele irrumpió el domingo en el salón de sesiones, se sentó en la silla del presidente de la Cámara baja e hizo una oración cubriéndose el rostro.

Tanto la silla y el gong están bajo resguardo, a la espera sobre cuál será su destino final. “Aunque sea subástenla para beneficencia. Yo doy $1,000!”, dijo Bukele, a modo de burla.

La representante del partido izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Nidia Díaz, fue más allá y le propuso a Ponce “hacer una limpia (...) con sahumerio” para “quitar la contaminación que ha sufrido” la Asamblea.

“Cuando una silla es usurpada es un acto de violación. Hay que hacer otro acto de desagravio, como cambiar la silla y también quitar el gong, porque nadie más que el presidente de la Asamblea (...) puede ocupar esa silla”, dijo Díaz.

La ocupación armada del Congreso encendió las alarmas de la comunidad internacional. Sin embargo, la Casa Presidencial dijo la noche del lunes en un comunicado que acataría una orden de la Corte Suprema de “abstenerse” de hacer un uso inconstitucional de las fuerzas armadas.

Editado por Diego Oré

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below