22 de septiembre de 2011 / 21:24 / en 6 años

ANALISIS-Golpe a monedas A.Latina, una bendición encubierta

Por Pablo Garibian

MEXICO DF, sep 22 (Reuters) - América Latina recibió una bendición encubierta cuando sus sobrevaluadas monedas cayeron en picada esta semana por temor a una recesión global, un baldazo de agua fría que mantendrá por un tiempo a los tipos de cambio de la región lejos de los niveles de principios de año.

Lo que no lograron en meses los bancos centrales de América Latina con distintos mecanismos lo consiguieron los mercados en un par de jornadas: depreciaciones que el jueves llegaron a superar el 5 por ciento en el real de Brasil BRBY o el peso chileno CLP=CL.

“Esto viene a liberar presiones a los bancos centrales, sobre todo de Brasil, en términos de la competitividad cambiaria”, dijo Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics en West Chester.

La catarata de noticias que arrastró a las monedas latinoamericanas a sus menores niveles desde la crisis del 2009 empeoró el miércoles con el anuncio de la Reserva Federal (Fed) de que veía graves riesgos para la economía estadounidense, la mayor del mundo y un importante socio comercial de la región.

La Fed anunció una operación para reducir las tasas de interés con mayores compras de bonos de largo plazo.

Como si fuera poco, cayeron los precios de las materias primas -las mayores exportaciones de la región- por el temor a que una nueva recesión recorte la demanda de China y Europa.

Con este escenario, los inversores dejaron sus posiciones en activos de riesgo como los latinoamericanos y corrieron a refugiarse en la moneda estadounidense o en instrumentos denominados en ella, lo que hizo trepar al índice dólar a su mayor nivel desde mediados de febrero.

Brasil tuvo que vender el jueves 2.750 millones de dólares en swaps cambiarios reversos para frenar la caída de su moneda, después de que en los últimos meses había llegado a lanzar hasta medidas de control de capital para contener al real.

“Las monedas en América Latina van a tender a bajar en los próximos días o semanas, sin embargo no veríamos regresar a las monedas latinoamericanas a los niveles que tenían a inicios del año”, dijo Coutiño de Moody’s Analytics.

SE DA VUELTA LA HISTORIA

Aunque Brasil es el que más artillería ha aplicado en los últimos meses para tratar de controlar el vigor de su moneda -una de las más apreciadas del mundo- no fue el único del barrio.

Desde Colombia hasta Chile han implementado mecanismos para tratar de controlar la apreciación de sus tipos de cambio, que subieron los costos de producción haciendo menos competitivas sus exportaciones, mientras el mundo desarrollado aplica estímulos a sus economías.

Pero el persistente avance de sus monedas ya estaba forzando a los gobiernos a considerar otro tipo de soluciones a nivel comercial. En algunos casos como Brasil ya se han llegado a instrumentar algunas.

Aunque hubieran deseado que fuera más paulatina, ahora la abrupta depreciación de esta semana les dará más margen de maniobra tanto a los gobiernos como a los bancos centrales.

Los analistas coinciden que los bancos centrales tienen mucho margen si quieren suavizar la caída de sus monedas frente al dólar, en parte en sus reservas y en parte por sus tasas de interés comparativamente más altas que en el mundo desarrollado.

La cuestión será determinar poco a poco cuál es el nivel adecuado para cada país.

“Dado el alto nivel de reservas a lo largo de la mayoría de los mercados emergentes (ciertamente en Asia y Latinoamérica), esto podría ayudar a limitar el ritmo de depreciación”, dijo Morgan Stanley en un reporte.

EN PICADA

Por cuarta jornada consecutiva, el peso chileno se desplomó el jueves y llegó a mínimos de 14 meses frente al dólar. En Perú, el banco central ofreció dólares para amortiguar la caída del sol, que cerró en mínimos de tres meses.

En Argentina, las autoridades también han intervenido para frenar la caída del peso ARS=RASL ARSB=.

“La volatilidad (en los mercados latinoamericanos) se incrementaría en el futuro hasta que tengamos mucha más claridad sobre la economía global”, dijo Bianca Taylor, analista de Roubini Economics en Nueva York.

El peso mexicano MXN= MEX01 llegó a depreciarse un 2,41 por ciento el jueves, pero moderó su caída después a 1,86 por ciento, sin intervenciones del banco central.

“A menos que se ratifique que este es un escenario permanente no creemos que Banco de México (central) tenga tanto interés en quemar las balas”, dijo Gabriel Lozano, economista senior de Grupo Santander en Ciudad de México.

El peor golpe en la región se lo llevó el real, que cerró con una caída del 2 por ciento frente a la moneda estadounidense, después de haber superado el 5 por ciento en la jornada, gracias a que el banco central entró en el mercado.

Una fuente del gobierno brasileño dijo incluso que si la tendencia a la baja de la moneda continúa podrían revertir algunas de las medidas implementadas contra el vigor del real.

“Después de todo, un real más débil (...) es la clave para un crecimiento más balanceado en el futuro”, dijo la correduría Capital Economics en un reporte.

Reporte adicional de Ursula Scollo en Lima, Walker Simon en Nueva York, Walter Bianchi en Buenos Aires y Jean Luis Arce en Ciudad de México

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below