2 de noviembre de 2011 / 15:54 / en 6 años

ACTUALIZA 4-Argentina revisará millonarios subsidios estatales

* Argentina revisará política de subsidios

* Cuentas de servicios tendrían alzas

* Gobierno dice tarifas no cambian

(Agrega cita ejecutivo de distribuidora eléctrica)

Por Magdalena Morales

BUENOS AIRES, nov 2 (Reuters) - Argentina dijo el miércoles que revisará los millonarios subsidios estatales al transporte, al agua y a la energía, y que eliminará algunos, una medida que llevaría a alzas en las cuentas que pagan los usuarios mientras el Gobierno busca reforzar sus alicaídas finanzas.

La decisión gubernamental llega luego de meses de un deterioro en el saldo fiscal, provocado en parte por los cuantiosos subsidios y una caída del superávit comercial, erosionado por un aumento en las importaciones de energía.

La eliminación inmediata de las ayudas estatales a algunos sectores de la economía permitirá un ahorro fiscal anual de 600 millones de pesos (129 millones de dólares), según el ministro de Planificación, Julio De Vido.

Una comisión revisará los subsidios que reciben otras áreas para determinar los recortes.

“Las tarifas no se modifican. Lo que se va a cambiar es el rango de los subsidios en la medida que los sectores no ameriten necesitarlos”, dijo De Vido en una conferencia de prensa convocada para hacer el anuncio.

Mantener la intrincada red de subsidios estatales costaría al Tesoro argentino unos 70.000 millones de pesos (16.300 millones de dólares) este año, un alza de casi un 40 por ciento frente al año pasado, según cálculos privados.

Alejandro McFarlane, presidente ejecutivo de la distribuidora de electricidad Edenor EDN.BA, manifestó su apoyo a la decisión gubernamental, indicando que también deberían ser revisadas las tarifas que cobran las prestadoras.

“También creo que en algún momento las compañías de distribución tendríamos que tener un reconocimiento de nuestros costos, y ayudarnos a tener más recursos para prestar un servicio mejor”, dijo McFarlane a Radio 10.

Millones de argentinos pagan precios muy bajos por los servicios de gas natural, electricidad y agua potable, debido a que las tarifas de los servicios públicos están virtualmente congeladas desde el 2002.

La decisión de revisar el sistema de subsidios sigue a una decisión del Gobierno de la presidenta Cristina Fernández de restringir la compra de dólares, iniciativas planteadas pocos días después de que la mandataria obtuviera su reelección por otros cuatro años gracias a una aplastante victoria electoral.

Fernández ha prometido “profundizar” sus heterodoxas recetas, que han acelerado el crecimiento de la economía doméstica.

De Vido agregó que el ahorro de 600 millones de pesos por la eliminación de subsidios en algunos sectores “es un primer paso” y que la comisión estatal “va a seguir analizando actividad por actividad” dónde recortar, buscando un criterio de “equidad”.

El ministro detalló que la eliminación inmediata de subsidios contempla los aplicados al consumo de gas y electricidad de bancos, aseguradoras, juegos de azar, aeropuertos internacionales, puertos fluviales de pasajeros, empresas de telefonía móvil y actividades extractivas de hidrocarburos y minería.

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

Gráfico subsidios Argentina:

link.reuters.com/qev74s ^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

El ex viceministro de Economía Jorge Todesca, director de la consultora Finsoport, calificó como “confusos” los anuncios del Gobierno, agregando que “dicen que (los subsidios) los van a revisar preservando un criterio de equidad. Eso significa que va a haber aumentos de tarifas, obviamente”.

El economista Aldo Abram, de la Fundación Libertad y Progreso, dijo que la “estrategia de transferencias a las empresas de servicios públicos para mantener subsidiadas las tarifas es insustentable en el tiempo”, y advirtió sobre los costos que pagará el Gobierno por un cambio rotundo de sus políticas.

“Esto va a tener un costo político y social grande, porque le vas a tener que decir a la gente que deje de consumir algo, que tiene que recortar otros bienes de consumo y servicios para pagar lo que corresponde”, explicó.

La economía argentina crecería en torno a un 8 por ciento este año debido a un robusto consumo doméstico. Pero el crecimiento se desaceleraría el año próximo, cuando el Gobierno aguarda una expansión del 5,1 por ciento.

El sistema de subsidios, que beneficia a empresas y a usuarios, ha sido parte fundamental de la política económica del Gobierno, que ha buscado evitar fuertes alzas de tarifas en medio de una ya elevada inflación no reconocida oficialmente que dispara las demandas de aumentos salariales.

“La eliminación y/o reducción de algunos de los subsidios agregará presión al ya desafiante panorama de alta inflación, pero esto es un paso necesario en la dirección correcta por razones económicas y de presupuesto”, dijo Alberto Ramos, analista de la unidad de investigación de mercados emergentes en Goldman Sachs.

En los últimos años, acompañando una inflación anual superior al 20 por ciento anual, las transferencias de dinero estatal por subsidios han subido exponencialmente, ya que las empresas han debido mantener sus tarifas pese al incremento constante de costos.

“Los actuales subsidios populistas crean importantes distorsiones macro y micro en los precios relativos y en el reparto de recursos en la economía”, agregó Ramos.

Reporte de Magdalena Morales. Reporte adicional de Nicolás Misculin, Luis Andrés Heano, Maximiliano Rizzi, Juliana Castilla. Escrito por Guido Nejamkis, Editado por Ignacio Badal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below