1 de noviembre de 2011 / 17:49 / hace 6 años

Demanda de dólares en Argentina persiste tras medidas cambiarias

* Demanda de dólares se mantiene tras restricciones

* Casas de cambio, con escasas operaciones por controles

* Peso informal cotiza en baja

Por Walter Bianchi y Jorge Otaola

BUENOS AIRES, nov 1 (Reuters) - Las restricciones de Argentina para adquirir divisas y desalentar la compra de dólares avivaban el martes la demanda de moneda estadounidense, ante temores de que las autoridades profundicen las medidas de control.

Los ahorristas sólo pueden hacerse de dólares con una autorización del ente recaudador de impuestos tras presentar datos fiscales y detallar el destino de los fondos, según disposiciones oficiales vigentes desde el lunes para frenar una fuga de capitales que se aceleró en los últimos meses.

Pero los operadores dijeron que la demanda por la divisa estadounidense persistía, indicando que los controles sólo logran incentivar el apetito por desprenderse de pesos.

“No hay mucho que explicar: la gente tiene miedo y se refugia en el dólar, por eso pago lo que le pidan. Encima se ponen más controles y todo embarra más la cancha”, explicó un trabajador bancario bajo condición de anonimato.

Las restricciones a la venta de dólares fueron impuestas una semana después de un aplastante triunfo electoral de la reelecta presidenta Cristina Fernández, cuyo Gobierno busca contener una sangría de divisas desde el Banco Central.

La economía argentina crecería en torno a un 8 por ciento este año y un 5 por ciento en el 2012, pero una elevada inflación, superior a la depreciación de la moneda local, ha apreciado el peso en términos reales, aumentando la expectativa de los agentes económicos de una más rápida depreciación.

Según la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), el lunes fueron autorizadas el 80 por ciento de las operaciones solicitadas, pero cambistas dijeron que la operatoria estuvo prácticamente paralizada por la negativa de los permisos.

Muchas casas de cambio permanecen vacías o directamente cerradas y ante la demanda para adquirir moneda extranjera, los empleados responden que no se pueden concretar las operaciones debido a que el sistema informático de la AFIP está colapsado.

“Hoy estamos vendiendo dólares a 4 ó 5 personas, mientras que la semana pasada antes teníamos más de 100 personas por día”, dijo un cajero de una casa de cambios del centro financiero de Buenos Aires.

Una fuente del Gobierno también negó el colapso de su sistema y dijo que funcionaba perfectamente.

INCERTIDUMBRE

Los analistas son cautelosos a la hora de hacer proyecciones sobre el futuro impacto de las medidas, pero sostienen que el Gobierno debería haber permitido una mayor depreciación de la moneda.

“Creo que el Gobierno creó un problema donde había un problema muy pequeño y lo hizo mucho más grande. Quizás el peso debería haber caído un poco más rápido de lo que venía cayendo antes de las elecciones, pero no mucho más que eso”, dijo Federico Thomsen, un analista económico y político argentino.

“Lo mejor que podrían hacer es no hacer nada más por un tiempo y dejar que las cosas se calmen y dejar de alimentar los temores de la gente”, agregó.

El peso argentino mayorista cotizaba sin cambios el martes a 4,2350/4,2375 por dólar ARS=RASL a las 1728 GMT. El Banco Central ofreció 500 millones de dólares al mercado en el inicio de los negocios, monto similar al ofertado en días previos, para frenar la depreciación de la moneda doméstica ante tomas de coberturas en divisas.

En lo que va de octubre el Banco Central debió desprenderse de unos 1.780 millones de dólares para abastecer la demanda de divisas BCRA28.

En tanto, el peso argentino informal perdía un fuerte 2,9 por ciento el martes a 4,60/4,62 por dólar ARSB= a las 1728 GMT, contra el cierre del viernes de 4,4825/4,4875 unidades, en el primer día de operaciones genuinas tras la implementación de las nuevas medidas.

El lunes no se concretaron negocios genuinos dada la abrupta disparidad de precios, que variaron entre los 4,50 y 4,70 pesos por dólar solamente para la compra.

Pese a la nueva instrumentación fiscal, el Banco Central vendió al menos unos 100 millones de dólares el lunes, y debió sumar transacciones a futuro para evitar la depreciación del peso.

Escrito por Karina Grazina, Reporte adicional de Luis Henao y Alejandro Lifschitz, Editado por Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below