29 de octubre de 2011 / 0:53 / hace 6 años

Argentina impone más medidas para restringir compra de dólares

BUENOS AIRES, oct 28 (Reuters) - Los bancos y casas de cambio en Argentina estarán obligados desde la próxima semana a pedir permiso al ente de recaudación fiscal para concretar cada operación cambiaria, en un nuevo intento del Gobierno por desalentar la compra de divisas y frenar la fuga de capitales.

Las compras de dólares deberán ser convalidades por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), dijo el viernes a periodistas el ministro de Economía, Amado Boudou, de acuerdo a una resolución de ambos organismos que se publicará el mismo lunes en el Boletín Oficial.

"No se modifican los límites (de compras vigentes de dólares). Esto no tiene nada que ver con un control o restricciones en el mercado de cambios", sostuvo el funcionario.

Agregó que la decisión se adoptó para "continuar con medidas vinculadas a favorecer la transparencia contra el lavado del dinero".

Sin embargo, analistas y operadores cambiarios aseguraron que la medida busca entorpecer la compra de dólares.

"Buscan frenar la fuga de capitales. Va a ser muy complicado hacer operaciones cambiarias a partir del lunes", aseguró un operador de cambios de un banco internacional que pidió anonimato.

En lo que va de octubre, la entidad monetaria debió desprenderse de unos 1.780 millones de dólares para abastecer al mercado cambiario, frente a los 1.499 millones vendidos durante septiembre BCRA28.

Los inversores están comprando sostenidamente dólares por temor a una devaluación del peso, según analistas.

El Gobierno ha rechazado impulsar una devaluación de la moneda local, lo que podría generar mayores presiones sobre los precios en un país con una tasa de inflación que supera el 20 por ciento anual de acuerdo a cálculos privados.

El Banco Central había aprobado el jueves otras dos medidas que buscan apuntalar la iniciativa oficial para ampliar la oferta de dólares, un día después que el Gobierno obligara a petroleras y mineras a liquidar sus exportaciones internamente, al tiempo que le pidió a las aseguradoras repatriar capitales.

Estas medidas implican un cambio de reglas para las empresas de cada sector, lo que para algunos analistas aumentaría en el corto plazo el flujo de dólares al país pero también elevaría el riesgo de hacer negocios en Argentina.

Los riesgos latentes sobre la suerte de la economía global y ciertos recaudos por un aparente atraso cambiario local son los puntos que atribuyen varios operadores para explicar la compra constante de dólares por parte de empresas, bancos y público minorista.

El peso interbancario, donde opera directamente el Banco Central, continuó el viernes a 4,235/4,2375 por dólar ARS=RASL, luego que la entidad oficial vendiera unos 140 millones de dólares.

Reporte de Jorge Otaola y Alejandro Lifschitz; Editado por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below