28 de octubre de 2011 / 19:19 / hace 6 años

ESCENARIOS-Argentina, en guerra contra el dólar

Por Magdalena Morales

BUENOS AIRES, oct 28 (Reuters) - Argentina puso en marcha en los últimos días una serie de medidas para aumentar la oferta de dólares, en medio de una fuga de capitales por temor a una devaluación de la moneda local que está drenando las reservas del Banco Central.

La autoridad monetaria tuvo que desprenderse de más de 4.300 millones de dólares desde agosto para saciar el apetito de los inversores, que en los últimos tres meses sacaron del país unos 10.000 millones de dólares, según analistas.

El dólar es visto como un activo barato en Argentina, donde el peso se apreció en términos reales debido a una inflación que supera el 20 por ciento anual, según cálculos privados.

Fugas de capitales son usuales en Argentina antes de elecciones presidenciales. Pero, el flujo no parece haberse detenido luego de la aplastante victoria de la presidenta Cristina Fernández en los comicios del domingo pasado, cuando obtuvo su reelección.

Como muestra de que la mandataria cumplirá su promesa de profundizar la intervención estatal sobre la economía y que no permitirá una devaluación descontrolada del peso, el Gobierno ordenó esta semana a las empresas petroleras y mineras liquidar en el mercado cambiario local las divisas obtenidas por sus exportaciones.

Además, forzó a las firmas aseguradoras a repatriar sus inversiones financieras en el extranjero.

Las medidas apuntan a aumentar la liquidez de dólares en el país y se suman a resoluciones del Banco Central que buscan dificultar el acceso al billete verde a empresas e inversores.

Además, inspectores de la agencia de impuestos realizan a diario redadas en casas de cambio para combatir el mercado negro del dólar, al que recurren los argentinos para evitar los estrictos controles para la compra de divisas.

La cotización del peso interbancario se ha mantenido prácticamente sin cambios desde septiembre en alrededor de 4,2 por dólar por las intervenciones del Banco Central.

Pero, la tasa de cambio implícita utilizada para comprar activos argentinos y venderlos en el extranjero está cerca de máximos históricos a 4,87 pesos por dólar.

Esta tasa es vista como indicador de la fuga de capitales porque permite a los inversores enviar dólares al exterior evitando los controles de capitales.

La cotización del peso informal cerró el jueves en su piso histórico de 4,495 por dólar.

Una fuerte depreciación del peso mejoraría la competitividad de la economía de Argentina ante su mayor socio comercial, Brasil; pero generaría mayores presiones inflacionarias y enfriaría la actividad económica.

Además, las devaluaciones son impopulares en Argentina, donde los ahorristas consideran al dólar como un refugio seguro.

Los siguientes son los escenarios posibles dentro del esfuerzo del gobierno por frenar la fuga de capitales sin una brusca devaluación.

SE CONTIENE DEMANDA DE DOLARES

La obligación a las petroleras y a las mineras para que liquiden sus exportaciones en Argentina puede sumar unos 350 millones de dólares al mes al mercado cambiario local.

En tanto, las empresas aseguradoras repatriarían unos 1.600 millones de dólares en activos que tienen en el exterior.

Si la mayor liquidez y el endurecimiento de los requisitos para acceder al dólar enfrían la presión sobre el peso, el Banco Central podría moderar sus intervenciones diarias y recomprar dólares.

Las reservas del Banco Central cayeron a 47.622 millones de dólares al jueves pasado desde los 51.853 millones de inicios de agosto. Su nivel es crítico debido a que Argentina, que no se financia en el exterior desde el incumplimiento en el pago de su deuda en el 2002, las utiliza para pagar sus obligaciones externas.

El gobierno pidió autorización al Congreso para usar hasta 5.674 millones de dólares de las reservas del Banco Central en el 2012 para honrar compromisos financieros.

GOBIERNO IMPONE NUEVAS RESTRICCIONES

Pero, analistas creen que la mayor oferta de dólares sólo aliviará momentáneamente la presión sobre el peso, ya que estiman que la demanda seguirá creciendo.

En ese caso, el Gobierno podría endurecer aún más los requisitos para comprar el billete verde y hasta limitar las remesas de utilidades al extranjero.

Puntualmente podría restringir el adelanto de utilidades que unidades locales suelen transferir a sus casas matrices.

También podría reducir el límite de compra de 2 millones de dólares al mes que tienen las empresas y particulares.

Pero, los mayores controles podrían volcar la demanda de dólares hacia el mercado negro, disparando el diferencial entre el dólar formal y el paralelo.

Además, medidas más restrictivas generarían más incertidumbre, lo que podría afectar la actividad económica.

El Gobierno espera que la economía modere su crecimiento en el 2012 a un 5,1 por ciento desde el 8,3 por ciento esperado para este año, debido a la crisis económica global.

GOBIERNO ESTABLECE TIPOS DE CAMBIO MULTIPLES

Analistas estiman que el peso argentino está sobrevualuado en entre un 15 y un 20 por ciento.

El Gobierno podría optar por un régimen de tipo de cambios múltiples que le permita sólo depreciar la moneda para algunos sectores.

Las opciones son varias. Podría establecerse un cambio fijo para determinados sectores y otro fluctuante administrado para algunos rubros como las exportaciones industriales y las agropecuarias.

También podría existir un tipo de cambio diferencial para las transacciones financieras y el turismo.

Aunque podría frenar el drenaje de reservas del Banco Central, el riesgo de estos sistemas es que alimentan la especulación entre los diferentes tipos de cambio.

Escrita por Alejandro Lifschitz

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below