4 de octubre de 2011 / 19:04 / en 6 años

ACTUALIZA 1-Brasil y UE llaman a acción coordinada sobre crisis

* Medidas fiscales restrictivas no ayudan: Rousseff

* Empresarios llaman a UE y Brasil a reducir costos empresarios

* BusinessEurope rechaza impuesto a transacciones financieras

(Agrega detalles, comentarios de Rousseff y BusinessEurope)

BRUSELAS, oct 4 (Reuters) - Brasil y la Unión Europea deben tomar medidas concertadas para calmar el temor de los mercados a un contagio global de la crisis de deuda en la zona euro, dijeron el martes sus líderes.

“Es fundamental que haya coordinación política entre los países para enfrentar la actual situación internacional”, dijo la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, tras reunirse con autoridades del Consejo Europeo y de la Comisión Europea.

“La ausencia de una regulación efectiva en el sistema financiero está en la raíz del problema”, agregó.

En esta ocasión, la economía fue el foco principal de la cumbre anual entre la UE y Brasil, que tradicionalmente trata sobre relaciones comerciales y de inversión.

Las dificultades de las autoridades europeas para encontrar una respuesta rápida y unificada a su crisis de deuda están haciendo que los inversores teman que los problemas puedan derivar en una nueva recesión mundial.

Los líderes dijeron que una regulación financiera más efectiva era vital para impedir futuras crisis y para evitar que problemas en economías individuales se propaguen a otros países y regiones.

“Necesitamos reformar la arquitectura financiera global de modo de evitar crisis financieras en el futuro”, declaró el presidente europeo, Herman Van Rompuy, ante líderes empresariales brasileños y europeos.

Van Rompuy dijo que los líderes europeos, que se reunirán a fines de este mes, y los del G-20, que lo harán en noviembre, tendrán que mostrar una respuesta más unificada a los problemas económicos.

“Será necesaria una acción coordinada y fuerte para evitar que la economía global caiga nuevamente en recesión. La UE y Brasil cooperarán de cerca en la cumbre del G-20 en Cannes para evitar que eso pase”, sostuvo el líder europeo.

Rousseff, cuyo país atravesó su propia crisis de deuda en la década de 1980, advirtió a Europa sobre los riesgos de un “ajuste fiscal recesivo”. La presidenta indicó que las medidas de ajuste sólo profundizaron el estancamiento de Brasil durante los problemas que sufrió Latinoamérica hace 30 años.

“Solo podremos salir de la crisis estimulando el crecimiento económico”, afirmó.

LIBRE COMERCIO

La Unión Europea es el mayor socio comercial de Brasil y la inversión europea en el país sudamericano representa más de las inversiones combinadas del bloque en China, India y Rusia, otras potencias emergentes, según cifras de la UE.

Brasil quiere más inversión y participación de la UE en sus crecientes industrias de alta tecnología, incluyendo a compañías de telecomunicaciones y de extracción y refinación de petróleo.

La UE quiere beneficiarse de una economía brasileña que creció un 7,5 por ciento el año pasado, a su ritmo más rápido en 24 años.

Sin embargo, las negociaciones para un acuerdo de libre comercio entre la UE y el Mercosur, liderado por Brasil y Argentina, siguen estancadas.

El director general del influyente grupo empresarial europeo BusinessEurope, Philippe de Buck, dijo que los líderes deberían encontrar formas de reducir el costo de hacer negocios.

“La comunidad empresarial (europea y brasileña) realmente está pidiendo medidas urgentes para aumentar el flujo comercial y la inversión”, declaró.

“Hay mucho que podemos hacer bilateralmente con Brasil, en inversiones, servicios, desregulación de telecomunicaciones y convergencia en sectores como el transporte”, agregó.

Las conversaciones entre ambas partes continuarán el miércoles, cuando conversarán sobre cómo simplificar los impuestos brasileños sobre inversiones extranjeras.

También discutirán polémicos planes de la comisión ejecutiva de la UE para imponer un impuesto a las transacciones financieras, un plan al que se opone la comunidad empresarial de Europa.

“Podemos concordar en mucho de lo que ha dicho (el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso), salvo en el impuesto sobre transacciones financieras. Este no es el momento de hacer eso”, sostuvo De Buck.

Reporte de Juliane von Reppert-Bismarck

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below