3 de octubre de 2011 / 10:24 / hace 6 años

Europa y China alientan temores sobre ganancias en Wall Street

Por Caroline Valetkevitch

NUEVA YORK, oct 3 (Reuters) - Los inversores temen que el crecimiento de las ganancias corporativas estadounidenses pueda finalmente volver a niveles normales, por las turbulencias en Europa y las señales de una economía china menos robusta dañan al apoyo extranjero.

La crisis de deuda de la zona euro y la debilidad en China han causado preocupación entre los inversores, que ven que la economía mundial podría volver a caer en recesión, opacando el crecimiento de las ganancias estadounidenses en un momento en que la economía de ese país aún lucha por recuperar terreno.

Las ventas en el extranjero han ayudado a las compañías estadounidenses a superar las expectativas de ganancias en el último par de años, y han sumado en promedio un 30 por ciento de los ingresos de las 500 compañías que integran el índice Standard & Poor's.

"Si la zona euro se está desmoronando eso va a tener un enorme impacto negativo" en compañías como McDonald's (MCD.N), dijo Todd Schoenberger, director de gestión de LandColt Trading en Wilmington, Delaware.

"No estoy esperando un trimestre de grandes ganancias. Ya hemos estado recibiendo pistas", agregó el analista.

La última compañía que preocupó a inversores por sus perspectivas de ganancias es Ingersoll Rand Plc (IR.N).

Sus acciones cayeron el viernes un 12,1 por ciento a 28,09 dólares, después de que el conglomerado industrial recortó su previsión de ganancias del tercer trimestre y del año a niveles por debajo de las estimaciones del mercado.

El pesimismo de los inversores ya está bastante alto.

El índice S&P 500 .SPX terminó el trimestre con su peor desempeño desde el 2008, y muchos estrategas han rebajado sus previsiones para el índice para fin de año.

El S&P 500 cayó un 14,3 por ciento en el tercer trimestre, perdiendo cerca de 1,7 billones de dólares en capitalización de mercado.

Un período decepcionante de reportes de ganancias correspondientes al tercer trimestre -que empieza la segunda semana de octubre- podría sólo disparar más pérdidas, dijeron analistas. Ganancias más fuertes a lo esperado ayudaron a las acciones a recuperarse desde mínimos de 12 años en el 2009.

Los inversores también se preparan esta semana para los datos sobre el mercado laboral de Estados Unidos, uno de los sectores más débiles de la economía doméstica.

El informe oficial de empleo de septiembre se presentará el viernes, mientras que los datos de manufactura estadounidense del Instituto de Gerencia y Abastecimiento se esperan para el lunes. Datos del sector servicios se difundirán el miércoles.

COLCHON DE DIVISAS PODRIA SER MAS DELGADO

Las compañías que reportan ganancias se han beneficiado en la última década por la debilidad del dólar, lo que ayudó a las cifras de ingresos del extranjero.

Con el euro EUR= abajo un 7,4 por ciento este trimestre, la mayor pérdida trimestral porcentual desde mediados del 2010, las compañías podrían perder parte de ese colchón de tipo de cambio.

"Creo que muchas compañías responsabilizarán a Europa por sus problemas", dijo Justin Walters, cofundador de Bespoke Investment Group en Harrison, Nueva York.

Walters dijo que excluyendo a las compañías que no reportan ventas internacionales, el porcentaje promedio de ingresos en el extranjero de las empresas del S&P 500 es del 41 por ciento.

La crisis de deuda de la zona euro tiene a inversores preocupados por una repetición de la crisis financiera del 2008.

En China, que ha sido un motor importante del crecimiento de la economía mundial, los datos han mostrado cierta debilidad. El viernes, las cifras mostraron que las manufacturas del país se contrajeron por tercer mes consecutivo, la racha más larga de baja desde el 2009.

Los analistas han comenzado lentamente a reducir las previsiones de ganancias para el trimestre.

Las ganancias del tercer trimestre habrían crecido un 13,3 por ciento con relación al mismo periodo del año anterior, según datos de Thomson Reuters. El 1 de julio la previsión era de una expansión del 17 por ciento.

"Si hay una baja muy drástica en la zona económica europea, esa parte de las ganancias estadounidenses se verá afectada", dijo Natalie Trunow, presidenta de inversiones de Calvert Investment Management en Bethesda, en Maryland.

Pero ella y otros estrategas son optimistas de que el período de ganancias no decepcionará y podría hasta presentar oportunidad de comprar.

Otros estrategas dijeron que el drástico recorte de costos que compañías estadounidenses comenzaron en la crisis financiera del 2008 ayudará a mantener cifras de ganancias relativamente sanas.

"En nuestra opinión, el mundo corporativo de Estados Unidos ha aprendido a hacer dinero en este ambiente", dijo Hank Smith, jefe de inversiones de Haverford Trust Co. en Filadelfia.

Reporte de Caroline Valetkevitch; editado en español por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below