17 de agosto de 2011 / 16:17 / hace 6 años

ANALISIS-Tasas negativas, el precio de seguridad para inversores

Por Natsuko Waki

LONDRES, ago 17 (Reuters) - Si lo único que a usted le preocupa es recuperar su dinero en este periodo actual de intensa incertidumbre en los mercados globales de capital, entonces quizá necesite pagar por el privilegio - o dicho con otras palabras, aceptar tasas de interés negativas.

El disminuido universo de refugios seguros para los activos está obligando a los inversionistas a pagar tasas de interés negativas para colocar efectivo en cuentas garantizadas de custodia o mantener los activos en ciertos mercados que son considerados ultraseguros.

Tasas de interés nominalmente negativas se producen cuando los inversionistas pagan a los bancos para que guarden su efectivo en medio de un clima de bajas tasas de interés en los bancos centrales.

Dudas sobre la calidad de las calificaciones de los bonos soberanos, donde Estados Unidos fue el último país en perder su máxima nota crediticia, y preocupaciones por el sistema bancario europeo han dirigido el capital hacia cuentas de depósitos seguros y lejos de los mercados monetarios.

El Bank of New York (BK.N) se convirtió este mes en el primer banco de custodia en cobrar una comisión a los grandes clientes para fuertes depósitos, imponiendo de hecho tasas negativas sobre ese efectivo.

Depósitos a corto plazo y tasas monetarias en Suiza y Singapur también han pasado a negativo durante la última semana, a medida que fluye el capital en búsqueda de seguridad.

“Este es territorio desconocido. Cuando a uno se le estremece la confianza sobre notas calificadas triple A, la gente se preparará para pagar por la sensación de seguridad absoluta”, dijo Rupert Howard, jefe administrador de carteras para Gran Bretaña en Rothschild Wealth Management & Trust.

“Para esos bancos que están repletos de efectivo, es muy difícil encontrar qué hacer con tanto dinero. Hay que encontrar un contraparte (otra entidad) para colocar ese efectivo pero cada vez hay menos contrapartes”, agregó.

Ciertas cuentas de depósitos ofrecen el beneficio de seguridad absoluta. En Estados Unidos, los depósitos que se mantienen en fideicomiso o custodia de bancos que no generan intereses son totalmente asegurados por el Gobierno hasta fines del 2012.

Cuentas de depósitos en el mercado monetario no califican para esta cobertura ilimitada del seguro. Las cuentas ordinarias no están aseguradas más allá de 250.000 dólares.

Para los bancos, los grandes flujos de depósitos institucionales representan un problema porque este tipo de efectivo no puede ser utilizado por el banco, de manera que meramente incrementa sus pasivos, debilita sus hojas de balance y potencialmente aumenta las primas del seguro sobre depósitos que la entidad paga al Gobierno.

En el segundo trimestre del año, Bank of New York y State Street (STT.N), dos de los bancos de custodia más grandes del mundo, reportaron ganancias porcentuales de dos dígitos en activos bajo custodia, gracias principalmente al enorme crecimiento de los depósitos.

MUNDO DE TASAS NEGATIVAS

La creciente demanda de tales activos refleja al menos parcialmente el disminuido atractivo de los fondos de mercados monetarios, afectados por su exposición a bancos que siguen siendo frágiles y al temor de que ser desborden nuevamente.

Mientras que fondos de mercados monetarios registraron ingresos en la última semana, el total de activos que administran ha estado bajando.

Según Investment Company Institute, los activos de fondos institucionales en mercados monetarios cayeron a 1,678 billones de dólares desde 1,766 billones un mes atrás y han bajado en 174.000 millones de dólares en lo que va del año.

“El flujo de depósitos a la custodia de los bancos refleja la salida de flujos de fondos de mercados monetarios de Estados Unidos desatada por las negociaciones sobre el límite de endeudamiento estadounidense y la crisis en la unión monetaria europea”, dijo JP Morgan en una nota a sus clientes.

El total de activos que mantienen los fondos de mercados monetarios domiciliados en Europa cayó en 55.000 millones de euros a 1,05 billones en los primeros seis meses de este año, según datos de Lipper.

Singapur y Suiza también están recibiendo una ola de flujos en búsqueda de refugios de seguridad, empujando sus tasas monetarias a territorio negativo.

Los inversionistas mantendrán activos ofreciendo tasas negativas si las tasas de política monetaria siguen bajas y no ven otras alternativas atractivas. Pero en el largo plazo, probablemente busquen rentabilidad mediante la compra de activos.

Los bancos centrales en países como Suiza y Suecia también han utilizado tasas negativas nominales como una herramienta política monetaria para que la gente invierta a fin de impulsar el crecimiento económico. Sin embargo, para depositantes extranjeros, la apuesta simplemente se dirige a la apreciación de la moneda, y con frecuencia están preparados para aceptar retornos a tasas de interés negativas.

“Mientras el franco suizo sea considerado una moneda fuerte, tasas de interés negativas podrían ser económicamente aceptables, particularmente en momentos de gran incertidumbre sobre las principales monedas globales”, dijo Citi en una nota a clientes.

“No obstante, si la tendencia de apreciación del franco se estanca en cierto punto, tasas negativas de interés comenzarían a convertirse en algo doloroso”, agregó.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below