18 de mayo de 2011 / 21:40 / en 7 años

No hay que apresurarse en sucesión Strauss-Kahn FMI: Argentina

BUENOS AIRES, mayo 18 (Reuters) - El ministro de Economía de Argentina dijo el miércoles que no hay que apresurarse en reemplazar al actual jefe del FMI, y sostuvo que es indistinto si un eventual reemplazante del arrestado Dominique Strauss-Kahn proviene del mundo emergente o desarrollado.

El francés Strauss-Kahn enfrenta una fuerte presión mundial para que renuncie al cargo tras ser arrestado en Nueva York por cargos de intento de violación, y Europa y países de mercados emergentes han comenzado a evaluar quién podría ocupar el puesto si él dimite o es forzado a renunciar.

“Por ahora tenemos un director gerente en el FMI, no hay que apurarse” por la sucesión, dijo a periodistas el ministro argentino de Economía, Amado Boudou, sobre el eventual reemplazo de Strauss-Kahn.

En medio de la polémica por el futuro del director gerente del organismo, grandes naciones en desarrollo como Brasil y Sudáfrica se mostraron a favor de que su eventual sustituto provenga de un país grande del mercado emergente, mientras que la Unión Europea dijo que es natural que el máximo cargo del organismo multilateral sea un europeo, como ha sido tradición desde la fundación del FMI.

Chile, en tanto, dijo que el eventual reemplazante del arrestado jefe del FMI debe escogerse por sus méritos, más allá de si proviene de un país desarrollado o de una de las grandes economías emergentes.

Sobre ese punto, el ministro de Economía de Argentina, cuyo Gobierno ha sido en los últimos años un duro crítico del fondo, dijo que “sería importante que haya alguien de los países emergentes porque esto consolidaría un camino que ha marcado Strauss-Kahn, que era la reforma del FMI”.

Sin embargo, Boudou indicó también que, para Argentina, más que su origen, importa el compromiso de quien ocupe la jefatura del FMI con las reformas en el organismo.

“Yo creo que si hubiera un director gerente (proveniente) de los países emergentes con una visión parecida a las reformas, porque no importa cual país sea sino cual es la visión que tiene respecto al rumbo de las cuestiones”, explicó.

El año pasado, el Fondo aprobó reformas para transferir más poder de votación a economías emergentes como China, India y Brasil.

Esa distribución de votos es importante porque da a los países una oportunidad para influir en las decisiones sobre cómo se usa el dinero del organismo.

“Nosotros estamos convencidos de que hay que seguir profundizando la democratización del FMI. Que haya un mayor nivel de visiones dentro del FMI porque creo que eso ha servido para ir mejorando”, dijo Boudou.

Argentina culpa a las recetas del FMI por la crisis que vivió en el 2001/2002, cuando la economía colapsó y se declaró el mayor incumplimiento de deuda soberana de la historia, por 100.000 millones de dólares.

El país sudamericano se ha negado desde el 2006 a que el organismo audite su economía, tal como el FMI hace con sus 186 países miembros en el marco del Artículo IV.

Sin embargo, este año pidió la ayuda del FMI para trabajar en la elaboración de un nuevo índice de precios, buscando restaurar la dañada credibilidad de las estadísticas oficiales de inflación, cuestionadas por economistas, opositores y hasta empleados del ente que las elabora por sospechas de manipulación.

Reporte de Magdalena Morales, Editado por Luis Azuaje

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below