16 de noviembre de 2010 / 1:40 / en 7 años

RESUMEN-Argentina negociará deuda con Club de París sin FMI

* Argentina negociará deuda con cada Estado del foro acreedor

* Presidenta destaca que negociación será sin intervención del FMI

* Fernández espera que país salga definitivamente de la cesación de pagos en 2011

Por Jorge Otaola y Magdalena Morales

BUENOS AIRES, nov 15 (Reuters) - El Club de París aceptó una demanda de Argentina para pagar deuda incumplida sin la supervisión del Fondo Monetario Internacional, dijo el lunes la presidenta del país sudamericano, Cristina Fernández, lo que cerraría en el 2011 un largo proceso de cesación de pagos.

La deuda asciende a por lo menos unos 6.500 millones de dólares y ha obstaculizado a empresas a acceder a créditos internacionales, especialmente para financiar exportaciones.

En un discurso en cadena nacional, Fernández dijo que las negociaciones serán con cada uno de los países integrantes del grupo acreedor.

El Club de París "ha accedido a la posición argentina de negociar la deuda que mantenemos sin la intervención del Fondo Monetario Internacional (...) En esa negociación no hay comisiones, ni bancos, ni empresas, ni asesores", dijo Fernández en un discurso grabado.

Será "una negociación realista para Argentina", con "plazos de pago que permitan seguir sosteniendo la actividad y crecimiento económico con inclusión social", acotó.

Los mercados de Argentina se adelantaron al anuncio y el lunes la bolsa trepó un 1,7 por ciento, mientras que los bonos recortaron ganancias iniciales.

Analistas vieron con agrado el anuncio y se espera que el mercado de activos argentinos reaccione el martes con fuerza al alza.

"Este anuncio (presidencial) debería ser positivo para el mercado y deberíamos ver una escalada (en la deuda Argentina) mañana (martes)", dijo Carola Sandy, analista de Credit Suisse en Nueva York.

"El aspecto positivo de este anuncio es que, según Argentina, el Club de París ha aceptado negociar sin el FMI. Pero esto no es algo que se resolverá de inmediato", afirmó.

IDAS Y VUELTAS

No se descarta que el monto final de la deuda sea motivo de controversia, ya que se podría exigir hasta unos 8.000 millones de dólares de acuerdo a los intereses adeudados.

"Si Dios quiere y nos ayuda, el año que viene podemos estar saliendo definitivamente del default (cesación de pago) si, como yo creo que lo vamos hacer, arreglamos la deuda con el Club de París", expreso la mandataria argentina.

El anuncio "es positivo", sintetizó Jorge Todesca, analista de la consultora Finsoport y ex viceministro de Economía.

Fernández había anunciado a inicios de septiembre del 2008 que cancelaría con reservas los compromisos incumplidos con el Club de París, pero el plan se frenó con el agravamiento de la crisis global.

El Gobierno argentino se niega desde el 2006 a que el FMI revise el estado de su economía, argumentando que los malos consejos del organismo precipitaron la aguda crisis que vivió el país a fines del 2001, cuando la economía colapsó y declaró la cesación de pagos más grande la historia.

El anuncio es otro paso para la reinserción plena de Argentina en los mercados globales de crédito, tras el canje de deuda impaga que el país concluyó en el primer semestre y que le permitió regularizar el 92 por ciento de sus compromisos incumplidos en 2001/2002.

"El Club de París está mostrando la intención, que tiene el deseo de que Argentina reestablezca las buenas relaciones con el mundo en general y sobre todo con los países del G-20", dijo el economista Miguel Kiguel, de la consultora Econviews y ex secretario de Finanzas.

La decisión apunta a atraer inversiones al país sudamericano y facilitar el acceso al crédito para exportadores a tasas más bajas.

Alemania y Japón son los países que concentran el grueso de la deuda de Argentina con el foro de acreedores, donde Holanda, Italia y Estados Unidos tienen acreencias en porcentajes menores.

La deuda argentina con el Club de París fue varias veces reestructurada, con un último antecedente en 1992.

Reporte de Jorge Otaola y Magdalena Morales, reporte adicional de Guido Nejamkis, Helen Popper y Alejandro Lifschitz en Argentina, Walter Brandimarte en Nueva York. Editado por Manuel Farías y Gabriela Donoso

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below