12 de mayo de 2011 / 18:17 / en 6 años

ACTUALIZA 1-Presidenta Argentina "no muere" por ser reelecta

* Mandataria dice no da la vida por reelección en octubre

* Fernández busca moderar reclamos salariales

* Misterio sobre candidatura debe persistir hasta junio

(Actualiza con citas de la mandataria, detalles, contexto. Agrega firma de autor)

Por Guido Nejamkis

BUENOS AIRES, mayo 12 (Reuters) - La presidenta Cristina Fernández dijo el jueves que no da la vida por volver a ser electa para gobernar Argentina y que ya dio al país todo lo que tenía para ofrecerle, en medio del misterio sobre si presentará o no su candidatura para las elecciones generales de octubre.

“Yo no estoy muerta por volver a ser presidenta, muchachos. Yo ya di todo lo que tenía que dar. A mí no me van a correr (presionar). Quiero decirles que estoy haciendo un inmenso esfuerzo personal y hasta físico para seguir adelante”, dijo la mandataria al hablar en una populosa localidad de la periferia de la capital argentina.

Todo el espectro político, empresarios, sindicatos y agentes económicos de Argentina están expectantes sobre la decisión de Fernández, quien sufrió un duro golpe personal y político con la muerte de su esposo, antecesor y mentor, Néstor Kirchner.

La mandataria peronista, que según sondeos de opinión lidera la competencia hacia las elecciones de octubre pero aún no confirmó si se postulará en los comicios, adoptó un riguroso luto en su vestimenta tras la muerte de Kirchner en octubre y periódicamente rompe en llanto en sus discursos en público.

En su discurso, y por segunda vez en pocos días, Fernández hizo un llamado a sindicatos aliados a colaborar estrechamente con su administración, que enfrenta periódicamente duros conflictos por salarios, en momentos en que una alta inflación erosiona el poder adquisitivo de los trabajadores pese al crecimiento de la economía.

“Quiero hablar con sinceridad porque estoy cansada de las hipocresías. Estoy cansada de los que dicen ayudar y vivan el nombre de Cristina y al otro día hacen exactamente todo lo contrario para que esto tenga problemas o se derrumbe”, dijo Fernández con la voz quebrada por el llanto.

“La verdad, compañeros, es demasiado porque son demasiadas las cosas que hemos puesto nosotros”, agregó.

MADUREZ

El peronismo gobernante, un heterodoxo movimiento político que incluye moderados como el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, e izquierdistas de línea dura, está cohesionado detrás del liderazgo de Fernández, por lo que una deserción de la mandataria de la carrera presidencial haría estallar inmediatamente tensiones por su sucesión.

La jefa de Estado, según las reglas electorales del país, tiene tiempo hasta fines de junio para anunciar su decisión sobre si competirá o no en las elecciones de octubre.

Scioli, que ostenta altos índices de popularidad, es mencionado como posible candidato oficialista si Fernández decidiera no competir por un nuevo mandato, pero no tendría la unanimidad de la mandataria, ya que sectores izquierdistas del peronismo oficialista lo resisten.

En los últimos días, además de hacer pedidos de racionalidad en las pujas salariales, un mensaje ampliamente interpretado como dirigido al combativo líder sindical oficialista Hugo Moyano, de la central obrera CGT, Fernández ha hecho referencias a su estado de tristeza.

Recurrentes rumores citados por la prensa local indican que sus hijos le piden que no se postule y esté más tiempo con la familia tras la muerte de su esposo.

“No quiero hablar ya como militante política ni de un partido ni de un sector, quiero hablar de lo que todos ustedes tienen y me van a entender: su familia. La mía, mis hijos y esta humilde mujer hemos puesto mucho, hemos dado mucho, hemos entregado mucho”, dijo el jueves Fernández.

Y agregó que “un país no lo puede hacer solamente un presidente o una presidenta. Se necesita de la responsabilidad y de la madurez, sobre todo de aquellos que comparten este modelo y este proyecto”.

Pero el analista político Pascual Albanese, un conocedor del peronismo y vicepresidente del Instituto de Planeamiento Estratégico, dijo a Reuters que sigue creyendo que Fernández será la candidata presidencial del oficialismo.

“El discurso de la presidenta tiene que interpretarse en el marco del debilitamiento del vínculo entre Gobierno y la CGT de Hugo Moyano y las advertencias tienen como destinatario principal a la conducción de la CGT que aparecía desoyendo la exhortación a la moderación de los reclamos salariales y la reducción de la conflictividad”, dijo Albanese.

Reporte de Karina Grazina y Guido Nejamkis, Editado por Javier Leira y Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below