11 de noviembre de 2010 / 6:59 / en 7 años

ACTUALIZA3-Gobierno argentino no logra Congreso vote presupuesto

* Oficialismo no logra que Congreso vote presupuesto

* Propuesta será nuevamente debatida en comisión

* Tiempos legislativos se acortan, Gobierno extendería presupuesto 2010

(Agrega detalles, citas y firma de autora)

Por Karina Grazina

BUENOS AIRES, nov 11 (Reuters) - Los diputados oficialistas de Argentina fracasaron el jueves en su intento de aprobar sin cambios el proyecto de presupuesto 2011, que volverá a ser tratado en una comisión parlamentaria, poniendo en riesgo el plan del Gobierno de contar con una rápida aprobación.

El jefe de Gabinete de ministros, Aníbal Fernández, dijo que si el presupuesto 2011 no es aprobado antes del 30 de noviembre, cuando concluirá el período de sesiones del Congreso, la presidenta Cristina Fernández prorrogaría el que está vigente este año.

“No va a suceder que la oposición diga a la presidenta cómo tiene que gobernar”, dijo Aníbal Fernández. “Lo que la presidenta hará oportunamente es prorrogar el presupuesto 2010”, agregó, respondiendo a un posible escenario de rechazo a la propuesta gubernamental.

El proyecto oficial de presupuesto, que prevé usar reservas del Banco Central para pagar deuda pública y estima un crecimiento de la actividad económica del 4,3 por ciento, recibió duras críticas por parte de legisladores opositores, que consideran que contiene proyecciones poco creíbles.

Por eso, tras un debate de más de 13 horas que terminó en la madrugada, los diputados resolvieron con 117 votos a favor y 112 en contra devolver el proyecto a una comisión que lo había aprobado la semana pasada, aumentando la posibilidad de que el Gobierno deba manejarse en el 2010 con el plan presupuestario de este año.

La sesión tuvo ribetes escandalosos, ya que legisladores opositores denunciaron que el Gobierno les hizo propuestas de otorgarles beneficios a los que acompañen su propuesta de presupuesto. Aníbal Fernández negó vehemente la denuncia.

Otros funcionarios lamentaron la decisión en la Cámara de Diputados.

“Han decidido dilatar una semana más y con eso se están yendo todos los tiempos normales del presupuesto (...) No hay antecedentes de una situación así”, dijo el ministro de Economía Amado Boudou ante periodistas en la reunión del G-20 en Corea del Sur.

Agregó que “la presidenta tiene un plan de Gobierno que está plasmado en el presupuesto y nosotros lo que pretendemos es seguir aplicando el plan (...) Hay mecanismos constitucionales y legales para que el Gobierno pueda seguir administrando”.

Se estima que la Comisión de Presupuesto y Hacienda podría tratar el proyecto la semana próxima.

El diputado izquierdista Claudio Lozano, un opositor del pequeño partido Proyecto Sur, sostuvo que “si hay voluntad, se puede resolver tranquilamente en una semana (...). En ese sentido no hay que dramatizar la cuestión”.

Ante lo que fue considerado como una derrota legislativa del oficialismo, los bonos soberanos argentinos en el exterior promediaban una caída cercana al 1 por ciento, antes de la apertura del mercado en Buenos Aires.

CUESTIONAMIENTOS

Uno de los puntos más cuestionados en el debate fue la estimación de inflación anual del próximo año contemplada en el proyecto, considerada poco creíble por la oposición.

El Gobierno prevé que será del 8,4 por ciento, un tercio de lo estimado por la mayoría de los economistas privados.

También recibió críticas el traspaso al Tesoro de unos 7.500 millones de dólares de las reservas del Banco Central, y las expectativas conservadoras de crecimiento económico y recaudación de tributos, que permitirían luego que mayores ingresos sean usados por el Gobierno sin aval parlamentario.

Argentina tendrá en el 2011 elecciones presidenciales, por lo que se prevé un fuerte aumento del gasto público a favor de la campaña oficialista.

La oposición tiene la mayoría en la Cámara de Diputados luego de las elecciones legislativas celebradas en 2009, aunque está dividida y tiene dificultades para lograr posiciones comunes en algunos temas.

“(El presupuesto) es falso, lo que supone que va a ocurrir es falso. Si uno estima una inflación falsa, todas las cifras después son falsas. Se subestiman los ingresos, después vienen muchísimos más ingresos porque crece la economía y sobre todo porque hay inflación”, dijo a un canal de televisión Felipe Solá, diputado de un ala disidente del partido de gobierno.

Según el legislador peronista, con este sistema “el Gobierno se hace de una enorme masa de dinero que no está presupuestada y la maneja a través de decretos de necesidad y urgencia o como sea”.

(1 dlr=4,025 pesos ARSB=)

Reporte de Karina Grazina, Reporte adicional de Eduardo García, Jorge Otaola y Guido Nejamkis; Editado por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below