11 de enero de 2011 / 23:18 / en 7 años

Fisco argentino busca evasores en cirugías de implantes mamarios

* Argentina con mayor acceso a cirugía estética desde 2002

* Unos 125.000 implantes fueron importados en 2008 y 2009

* AFIP dice cirujanos cosméticos no reportan todos sus ingresos

BUENOS AIRES, ene 11 (Reuters) - Cirujanos argentinos especializados en el aumento de mamas se han convertido en blanco de caza por evasión de impuestos, ya que el gobierno del país sudamericano sigue la pista de unos 125.000 implantes importados entre 2008 y 2009.

La devaluación de la moneda y el colapso financiero registrado en 2002 llevó al país a convertirse en un imán para los turistas en busca de una cirugía estética realizada por cirujanos de renombre a precios módicos.

Pero no sólo muchos de los pacientes son extranjeros.

Argentina no produce implantes mamarios, lo que permite a los inspectores de impuestos saber con precisión cuantas prótesis fueron importadas, número que se puede cruzar con la información proporcionada por los cirujanos en cuanto a su fuente de ingresos.

"La AFIP está investigando el mercado de los implantes mamarios y, de acuerdo a una primera evaluación, se presume que existe una evasión de 40 millones de pesos en el impuesto a las ganancias, por parte de empresas y particulares que operan en este sector", dijo la organización en un comunicado.

Una fuente de la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos), que pidió no ser identificada, dijo que el control cruzado de información permite a la oficina identificar a los cirujanos plásticos que evadieron impuestos.

Unos 125.000 implantes mamarios por valor de unos 15 millones de dólares fueron importados en 2008 y 2009, años en los que la cirugía de mamas tuvo una facturación de casi 170 millones de dólares, dijo la AFIP.

No había nadie inmediatamente disponible para hacer comentarios en la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (SACPER).

Los argentinos son conocidos por no pagar impuestos, y muchos de ellos, marcados por décadas de crisis bancarias y devaluaciones de la moneda, prefieren no declarar su dinero y esconderlo en cuentas en el extranjero o en sus colchones.

La AFIP acusó en las últimas semanas a exportadores de granos, fabricantes de alimentos y empresas de reciclaje de no pagar impuestos en su esfuerzo por reducir la evasión tributaria en la segunda mayor economía de América del Sur.

El año pasado, se acusó a un crucero de lujo de ingresar al país aparatos de televisión y videocaseteras sin declarar, los cuales fueron confiscados por inspectores de impuestos.

En una campaña lanzada en 2006 la oficina de impuestos de Buenos Aires puso en marcha una campaña de "shock", que incluía cartas a los cónyuges de los evasores y en mensajes en teléfonos celulares.

Los esfuerzos de la AFIP para combatir la evasión fiscal ayudó al gobierno a aumentar la recaudacin fiscal en casi un 35 por ciento en 2010, a unos 100 mil millones de dólares.

Los crecientes ingresos fiscales son una buena noticia para la presidenta Cristina Fernández, lo que le permite mantener un fuerte gasto social a menos de un año de la próxima elección presidencial.

Reporte de Eduardo García, traducido por Walter Bianchi, editado por Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below