7 de octubre de 2010 / 15:41 / hace 7 años

RPT-Justicia argentina habilita alza combustibles, pdta. critica

(Repite nota ya emitida para llegar a más clientes)

BUENOS AIRES, oct 7 (Reuters) - Una corte argentina, ante un pedido de la petrolera Shell, anuló el jueves una prohibición del Gobierno de aumentar los combustibles, una decisión que fastidió a la presidenta Cristina Fernández, quien dijo que el país quedó “en mano de las corporaciones”.

La medida cautelar indicó que el congelamiento de precios de combustibles al 31 de julio que el Gobierno ordenó en agosto “no permite reflejar adecuadamente la evolución de los costos” de la industria, comprometiendo “el razonable margen de utilidad” al que la filial local de Shell “tiene derecho”.

El Gobierno argentino ordenó en agosto a las gasolineras retrotraer sus precios al 31 de julio, una medida que en su momento sólo afectó a la filial local de Royal Dutch Shell (RDSa.L), la única que había dispuesto subidas de precios en ese período.

La presidenta Fernández, quien se encuentra concluyendo una gira por Alemania, criticó la decisión judicial a través de la red Twitter.

“Otra medida cautelar, ahora para Shell. Para que pueda aumentar a gusto el precio de la nafta, que VOS pagás”, dijo Fernández.

Las críticas de Fernández a la resolución de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal llegan en momentos en que crece la tensión entre el Gobierno y el Poder Judicial tras algunos fallos adversos. La presidenta ha criticado públicamente en el pasado decisiones de jueces, e incluso se ha referido a la vida privada de magistrados.

Según la mandataria, los consumidores tendrán “que pagar el precio de la nafta que Shell quiera”, y dijo que “el Estado está atado de pies y manos. Los evasores y los que aumentan los precios se manejan a su antojo, protegidos por la justicia cautelar”.

Los precios de los alimentos y otros productos de primera necesidad se dispararon en el último año en Argentina.

En ese lapso, según fuentes de la industria, los precios de las gasolinas de alto octanaje aumentaron alrededor de un 30 por ciento, mientras que los del diésel treparon un 26 por ciento.

Tras la crisis económica que sufrió el país sudamericano en 2001-2002, el Gobierno dejó las tarifas de combustibles prácticamente congeladas durante varios años, mientras que las tarifas de servicios públicos registraron escasas alzas desde entonces.

El Gobierno argentino ha buscado combatir la subida de precios con políticas intervencionistas y controles, pero la inflación alcanzaría este año al menos un 25 por ciento, según datos de economistas privados, ante alrededor de un 15 por ciento en el 2009.

Reporte de Guido Nejamkis. Editado por Juan José Lagorio

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below