1 de octubre de 2010 / 20:18 / en 7 años

ANALISIS-Inversores, divididos por bonos argentinos atados a PIB

* Bonos argentinos atados al PIB se disparan este año

* Crecimiento aseguraría los desembolsos para 2011, 2012

* Cupones denominados en pesos, más atractivos que los nominados en dólares

Por Hilary Burke

BUENOS AIRES, oct 1 (Reuters) - Los bonos argentinos con cupones atados al crecimiento económico han ofrecido a los inversores espectaculares ganancias en los últimos meses, pero los gerentes de fondos están divididos sobre la duración de este auge.

Los cupones fueron emitidos durante la reestructuración del 2005 de la deuda en incumplimiento para atraer a los inversores a participar de una operación de canje que incluía duros términos para los acreedores.

Estos instrumentos efectúan un pago en diciembre de cada año si el crecimiento económico en el año anterior supera un nivel específico acordado en el canje de deuda del 2005.

Dado que la economía argentina crecería cerca de un 9 por ciento este año y entre un 4 y un 6 por ciento el próximo, por encima del 3,26 por ciento fijado para ambos períodos, se esperan pagos jugosos en el 2011 y 2012.

Recompras de deuda del Gobierno establecidas en los términos de la reestructuración del 2005 podrían impulsar aún más los precios de estos cupones.

Sin embargo, algunos analistas afirman que cualquier impacto por este factor es improbable, porque el Gobierno en el pasado ha recomprado los bonos directamente del ente estatal de pensiones, en vez de hacerlo en el mercado.

Los cupones atados al PIB en pesos han subido un 93 por ciento desde que comenzó el año, a un precio de 10,80 pesos ARTVPE3=RRBB, mientras que los denominados en dólares acumulan un alza del 78 por ciento a 11,90 dólares ARTVPY3=RRBB, según datos de Thomson Reuters.

DIVIDIDOS

Los analistas no consiguen ponerse de acuerdo sobre las perspectivas de esta inversión.

En el lado de quienes se inclinan por recomendar su compra, hay quienes afirman que estos cupones son una buena inversión.

“Es momento de comprar cupones (denominados en pesos) si no se tiene en cartera”, dijo Eduardo Blasco, socio de la consultora financiera Maxinver, que administra unos 150 millones de dólares para inversores privados e institucionales.

Dado que los cupones son muy volátiles, explicó, los inversionistas más conservadores deberían tener en torno a un 5,0 por ciento de ellos en sus tenencias de deuda argentina, mientras que los más arriesgados podrían tener hasta un 20 por ciento.

Blasco dijo que el precio de los cupones en pesos refleja lo que debería pagarse en diciembre del 2011 y 2012, asumiendo un crecimiento económico del 5 por ciento el próximo año.

Después de eso, “cada vez que Argentina crezca más del 3 por ciento en términos reales, uno va a cobrar algo”, señaló.

Los cupones denominados en dólares son menos atractivos, dado que reditúan más como una forma de reducir el riesgo cambiario. Dado que el peso argentino se debilitaría muy poco en términos nominales el próximo año, Blasco cree que no tiene mucho sentido pagar esa prima.

“Pasaría a los cupones en pesos si los tuviera en dólares”, dijo.

Desde el lado de los que se inclinan por vender estos cupones, afirman que es momento de tomar ganancias.

Las fuertes alzas vistas en lo que va de este año en los cupones implica que hay un riesgo significativo de que los precios puedan caer, según Luis Corsiglia, director de la corredora de bolsa homónima, que maneja fondos por unos 50 millones de dólares.

En opinión de Corsiglia, “es un buen momento para vender las opciones (de compra) o quizás para venderlos (los cupones directamente)”.

Los inversores deben pagar una comisión, o prima, por las opciones de compra que les dan derechos a comprar un activo a un precio fijo en una fecha futura.

Si el precio del mercado es inferior a ese nivel cuando vence la opción, los inversores no la ejecutarán y la persona que la vende termina embolsando la prima.

Corsiglia dijo que alrededor de los últimos 20 días, su firma había reducido la exposición de sus clientes a los bonos atados al PIB en casi un 50 por ciento, principalmente a través de la venta de estas opciones de compra, que brindan una cobertura contra la caída de los precios.

Si bien los ingresos por estos cupones están prácticamente asegurados para el 2011 y el 2012, Corsiglia dijo que un techo fijado sobre los pagos totales podría alcanzarse para el 2015. Estos cupones vencen en el 2035.

1 dlr= 4,03 pesos argentinos

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below