26 de marzo de 2013 / 18:53 / hace 4 años

ACTUALIZA 2-Brasil y China firman acuerdo para comerciar usando sus monedas

* Volumen comercial en monedas propias ascendería a 30.000 mln dlr al año

* Países no llegan a acuerdo por banco de desarrollo en cumbre BRICS

* Líderes también tratarán vínculos con Africa (Agrega cita funcionario ruso, contexto)

Por Agnieszka Flak y Marina Lopes

DURBAN, Sudáfrica, 26 mar (Reuters) - China y Brasil anunciaron el martes un acuerdo para usar sus monedas en operaciones de comercio internacional por el equivalente de hasta 30.000 millones de dólares por año durante un trienio.

La decisión hará que casi la mitad de su intercambio de bienes dejará de realizarse en dólares estadounidenses.

El trato fue firmado por los gobernadores de los bancos centrales y los ministros de Hacienda de ambos países en la ciudad sudafricana de Durban, a horas de que comience una cumbre de las potencias emergentes o BRICS: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

Con el acuerdo, dos de las principales economías del grupo avanzan en conseguir cambios reales en las corrientes del comercio mundial, que por mucho tiempo han estado dominadas por Estados Unidos y Europa.

Funcionarios brasileños han señalado que esperan que el esquema esté funcionando durante el segundo semestre del 2013.

Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica representan en conjunto un quinto del producto interno bruto del mundo, pero no les ha sido fácil usar su peso económico como influencia política en la arena internacional.

“Nuestro interés no es establecer nuevas relaciones con China, sino expandir las relaciones que se usarán en el caso de turbulencias en los mercados financieros”, dijo a medios el gobernador del banco central brasileño, Alexandre Tombini, tras la firma del texto.

Por su parte, el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, describió el pacto -llamado un convenio bilateral de swap cambiario- como “una especie de acuerdo marco”, pero no especificó qué áreas o categorías de comercio estarán involucrados.

Los vastos recursos minerales y productos agrícolas de Brasil han contribuido a impulsar el crecimiento industrial de China además de proveer alimentos, y contribuyó con la bonanza económica que atravesó el gigante de América Latina.

El comercio entre ambos países sumó cerca de 75.000 millones de dólares en 2012. De los 41.200 millones de dólares en bienes que Brasil envió a China, el 34 por ciento fue mineral de hierro. Las exportaciones de soja y sus derivados sumaron un 29 por ciento, mientras que el petróleo crudo un 12 por ciento.

De los 34.200 millones de dólares en importaciones brasileñas de productos chinos, la mayor parte fue en electrónica, maquinaria y bienes manufacturados.

Mantega dijo que el acuerdo con China serviría como un colchón contra los temblores de los mercados financieros internacionales dominados por el dólar.

“Si se produjeran turbulencias en el mercado financiero global, con un déficit de los préstamos, tendríamos crédito en nuestro principal socio internacional, por lo que no se produciría una interrupción del comercio”, dijo el ministro.

No hubo declaraciones de parte de los funcionarios chinos, pero el Banco Popular de China informó en su sitio web que el acuerdo de swap cambiario ascendía a 190.000 millones de yuanes (30.600 millones de dólares) y que facilitaría el comercio y la inversión.

“ALGO DE PROGRESO” EN BANCO

El grupo BRICS buscaba avanzar en la creación de un fondo de reservas y un banco de desarrollo. Pero no logró acordar un plan para crear la entidad financiera por trabas en los capítulos de financiación y en la ubicación geográfica, dijo el martes el ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov.

“Todavía debe tomarse una decisión sobre la ubicación del banco y los fondos”, declaró a periodistas en Durban y agregó que se requieren otros pasos antes de que el banco pueda ser fundado.

No obstante, las metas planteadas reflejan la frustración entre las naciones emergentes por tener que depender del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional que, en su opinión, representan los intereses de Estados Unidos y del mundo rico.

El fondo de reservas estaría a disposición de las economías emergentes que tuvieran problemas con el equilibrio de sus pagos o podría usarse para estabilizar a las economías durante períodos de crisis financieras globales, según documentos a los que accedió Reuters.

Un funcionario señaló que los BRICS también evaluaron inyectar una suma inicial de 50.000 millones de dólares en el banco de desarrollo.

“Es un trabajo inmenso, con muchos asuntos difíciles que acordar. En principio, hay cierto progreso”, dijo a Reuters el viceministro de Finanzas ruso, Sergey Anatolyevich.

El banco apoyaría las necesidades de financiamiento -siempre crecientes- de las naciones emergentes y en desarrollo para construir caminos, modernizar puertos y mejorar los servicios de energía y las vías férreas.

(1 dlr = 6,2107 yuanes)

1 dlr = 9,2946 rands sudafricanos Reporte adicional de Peter Murphy en Sao Paulo; Escrito por Pascal Fletcher; Editado por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below