14 de marzo de 2012 / 14:57 / en 5 años

Acreedores anti-canje griego enfrentarían larga espera por pago

* Algunos inversores rechazan canje bonos Atenas

* Batallas legales pueden ser largas y costosas

Por Tommy Wilkes y Sarah White

LONDRES, 14 mar (Reuters) - Para un pequeño grupo de tenedores de bonos que rechazaron la reestructuración de deuda de Grecia, la experiencia pasada demuestra que podrían más que triplicar sus inversiones, pero podrían tener que esperar décadas para recibir sus pagos.

En el pequeño número de negociaciones de deuda soberana en que los estados han dado un trato preferencial a un grupo de inversionistas respecto a otro -como en Perú-, los acuerdos han tardado varios años.

Los fondos que enfrentaron a Argentina, ahora eclipsada por Grecia como la mayor reestructuración de deuda soberana de la historia, se están dando cuenta de lo difícil que puede ser cobrarle a un Gobierno.

Una década después de que el país declarara una moratoria en el 2002, varios fondos todavía incurren en elevados honorarios legales para que Buenos Aires les pague.

"No es fácil llevar a juicio a los estados (...); el dinero puede ser tuyo, pero los estados normalmente no pueden y no pagan a los que se resisten al canje más que en la reestructuración de deuda. Si no lo hicieran, nadie podría hacer una reestructuración", dijo un abogado conocedor de litigios similares.

Inversionistas que representan cerca de 9.000 millones de euros (11.810 millones de dólares) de los 206.000 millones de euros de deuda griega han rechazado hasta ahora participar en el canje de bonos, que es parte de las medidas para asegurarse un rescate financiero del Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea que evite una caótica cesación de pagos.

Acreedores que representan más del 95 por ciento de la deuda participaron en el canje este mes, en el que asumieron una pérdida del 74 por ciento del valor de sus inversiones.

La cifra de quienes se resistieron a firmar -fondos de cobertura, inversores minoristas y fondos especialistas llamados "buitres" porque compran deuda en o cerca de caer en moratoria para tratar de ganar mejores condiciones de pago, podría bajar el 23 de marzo, el plazo límite para que los inversores en bonos griegos regidos por leyes internacionales decidan su postura.

Es difícil precisar la cantidad que se ha resistido a canjes anteriores con gobiernos, como Perú, Brasil y Congo, que han caído en "default" durante los últimos 40 años.

Pero existen precedentes que sugieren que algunos de los más exitosos pagos de deuda ocurrieron cuando el grupo disidente es pequeño, representado solo por uno o dos fondos, muy pacientes y exigiendo montos bajos.

Elliott Management, uno de los fondos buitres más conocidos de la industria, hizo una ganancia del 400 por ciento en el 2000 con su compra de deuda peruana, al acordar un pago de 58,4 millones de dólares cinco años después de su reestructuración, recordó Rodrigo Olivares-Caminal, especialista en reestructuraciones de deuda soberana de la Queen Mary University de Londres.

Varias fuentes cercanas a las negociaciones del canje griego dijeron que creían que Elliott estaba involucrado con deuda helénica. El fondo ha declinado comentar su posición.

CALLEJON SIN SALIDA

Los acreedores disidentes en el caso griego se están focalizando en una parte minoritaria de bonos que Atenas emitió y que es regida por leyes internacionales, más proclives a los inversores.

Si los fondos pueden adquirir suficientes bonos de una emisión en particular para evitar que Atenas los obligue a asumir las pérdidas, es poco lo que el país puede hacer.

En al menos uno de estos bonos, que no identificaron aunque probablemente sea pequeño, los disidentes ya tienen un 75 por ciento, más que suficiente para enfrentar a Atenas, dijeron dos fuentes cercanas al tema.

Esto puede generar el escenario para un largo y amargo enfrentamiento entre ambas partes, las que deberán ir a tribunales para obligar al otro a darse por vencido. La semana pasada, Atenas dijo que no tenía dinero extra para los disidentes, pero algunos inversores creen que es un bluf.

Según los que quedaron fuera del canje, dado que el tamaño de los bonos en que se focalizan es pequeño, Grecia podría querer evitar el dolor de cabeza de una extensa pelea legal y llegar acuerdo, dijo una fuentes familiar a estas estrategias.

Así como con Perú, el fondo buitre Elliott recibió también un millonario pago de la República Democrática del Congo, una de las naciones más pobres del planeta.

Brasil, Panamá y Zambia también enfrentaron demandas por el repago de su deuda, aunque no está claro cuánto dinero estuvo envuelto en las negociaciones ni el tamaño de los acuerdos.

"Las ganancias litigando pueden ser muy atractivas si uno tiene amplios bolsillos y puede esperar hasta 10 años para que le paguen", afirmó Olivares-Caminal.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below