December 6, 2019 / 10:18 PM / 4 months ago

PERFIL-Pesce regresa al banco central de Argentina con el desafío de bajar inflación

BUENOS AIRES, 6 dic (Reuters) - Con el objetivo de controlar una galopante inflación sin enfriar aún más la economía, Miguel Angel Pesce volverá al banco central argentino tras haber sido presidente interino en 2010, de la mano del mandatario electo Alberto Fernández, que asumirá el martes.

Amante del “trekking” y presidente del banco de la provincia austral de Tierra del Fuego, el economista de 57 años también ejerció la vicepresidencia de la principal autoridad monetaria de Argentina entre 2004 y 2015.

Pesce sostiene una visión “heterodoxa” de la economía -que algunos bancos de Wall Street calificarían como “populista”-, en sintonía con el peronista de centroizquierda Fernández y con la exmandataria y vicepresidenta electa Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

El economista tomará el timón del banco central en momentos en que Argentina padece una inflación anual de más de 50%, tasas de interés fijadas en un 60% para contener la devaluación de su moneda y una economía en caída con vencimientos millonarios de deuda previstos para el 2020.

En medio de la crisis que sufre Argentina, tratar de contener la inflación “con política monetaria, restricción monetaria y tasa de interés (alta) no ha funcionado”, explicó recientemente Pesce, egresado de la Universidad de Buenos Aires, en una entrevista televisiva.

Se espera que Pesce baje la tasa de interés para impulsar una reactivación de la economía y que mantenga temporalmente las restricciones para comprar divisas que impuso la actual gestión tras el derrumbe del peso local.

“Parece una persona muy razonable para ocupar la presidencia del banco central”, destacó el economista Orlando Ferreres, de la consultora Ferreres & Asociados, que consideró a Pesce una persona con amplios conocimientos de teoría monetaria como de la actividad bancaria.

Pero un funcionario de la autoridad monetaria que prefirió que no se revelara su identidad consideró que Pesce “no cree mucho en la independencia del banco central”.

La fuente destacó que el futuro titular del banco aceptó presidirlo tras la escandalosa salida en 2010 del entonces presidente Martín Redrado, presionado por la mandataria Cristina Fernández para utilizar reservas de la entidad para el pago de deuda.

“El conflicto fue dar cumplimiento o no a una norma legítima. Yo soy demócrata y no cuestiono el orden constitucional”, explicó Pesce a Reuters. (Reporte de Eliana Raszewski. Editado por Maximilian Heath/Nicolás Misculin)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below