30 de enero de 2015 / 17:03 / hace 3 años

Argentina no permitirá exportar trigo a firmas que paguen precios bajos a productores

Por Maximiliano Rizzi

BUENOS AIRES, 30 ene (Reuters) - Argentina no otorgará permisos para enviar trigo al exterior a las firmas exportadoras que hayan pagado por el cereal un valor muy inferior a los internacionales, dijo el viernes el ministro de Economía, luego de que los productores locales protestaron por los bajos precios domésticos del grano.

El Gobierno del país austral -uno de los mayores proveedores globales de granos y derivados- restringe sus ventas externas de trigo, lo que según los agricultores elimina la competencia en la plaza doméstica y presiona a los precios locales, que han caído más del 30 por ciento en los últimos meses.

“Vamos a dar determinado volumen de ROE (permisos para exportar) siempre y cuando el precio al que esos exportadores le compren al productor esté cercano al precio internacional, descontando los gastos de intermediación y costos razonables”, dijo el ministro Axel Kicillof a periodistas.

Los productores agrícolas de Argentina afirman que los exportadores -entre los que se encuentran gigantes como Bunge , Cargill y Dreyfus - suelen comprar los granos a precios bajos y guardarlos hasta que el Gobierno autorice su exportación.

“Nos enteramos que (los exportadores) estaban pagando a los productores entre 900 y 1.000 pesos (por tonelada) mientras que el precio de venta al exterior estaba entre 1.250 hasta 1.500 pesos”, añadió.

El trigo, cuya cosecha del ciclo 2014/15 acaba de finalizar, cotiza actualmente a alrededor de 1.000 pesos (unos 115,7 dólares) por tonelada en el mercado de granos de Rosario, muy lejos de los 1.450 pesos que registraba en septiembre.

Con el argumento de garantizar el abasto doméstico y limitar alzas de precios en los alimentos, las autoridades argentinas autorizan a cuentagotas las ventas externas de trigo, que en su mayor parte tienen como destino al vecino Brasil.

La medida anunciada por Kicillof es parte de un acuerdo alcanzado con la Federación Agraria Argentina, que representa a granjeros de pequeña y mediana escala del país.

El acuerdo también contempla que el estatal Banco Nación, que a fines del año pasado había dispuesto no otorgar desde 2015 créditos a agricultores que estén reteniendo granos de soja, habilitará préstamos a productores de menor escala que demuestren no tener un alto stock de la oleaginosa.

Los agricultores argentinos han retenido millones de toneladas de soja de la última campaña, en gran parte como cobertura ante una eventual devaluación del peso local y para protegerse de la elevada inflación del país, que analistas privados estiman en alrededor del 35 por ciento anual.

Las ventas de la oleaginosa -de la que el país es el tercer exportador a nivel mundial- son clave para impulsar el ingreso de valiosos dólares provenientes de exportaciones que Argentina necesita para mantener sus reservas de divisas, que el país usa para controlar la moneda doméstica y realizar pagos de deuda.

“Acordamos que el BNA (Banco Nación) distinga entre los pequeños productores y los mas grandes y que al pequeño -hasta 600 toneladas en el caso de la soja- haga una flexibilidad para que, en tanto no tenga guardado mas del 10 por ciento de la producción, pueda acceder a los instrumentos crediticios normalmente”, dijo el ministro Kicillof.

Argentina es también el mayor proveedor internacional de aceite y harina derivadas de la oleaginosa.

El sector agropecuario, que desde hace años tiene una relación muy tensa con la gestión de la presidenta Cristina Fernández, había cuestionado el recorte de los créditos, que son clave para financiar a la producción.

Según estimaciones privadas, el Banco Nación financia cerca del 40 por ciento de la producción agrícola de Argentina, con créditos por unos 300 millones de dólares por año para los agricultores locales.

En la campaña pasada, el país alcanzó cosecha récord de 53,4 millones de toneladas, y en el ciclo 2014/15 -cuya siembra está a punto de finalizar- la Bolsa de Comercio de Rosario prevé una producción de 54,5 millones de toneladas.

1 dólar = 8,6425 pesos ARS=RASL Editado por Nicolás Misculin

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below