26 de agosto de 2014 / 17:43 / en 3 años

ACTUALIZA 2-Argentina revoca representación legal de BoNY en medio de crisis de deuda

(Agrega cierre del peso marginal)

Por Jorge A. Otaola

BUENOS AIRES, 26 ago (Reuters) - Argentina revocó la autorización legal para que el Bank of New York Mellon (BNY Mellon) opere en el país, dijo el martes el Gobierno, en momentos en que la nación sudamericana lanzó una embestida contra la entidad por haber acatado un fallo de una corte estadounidense que la hizo caer un default de deuda.

Temores por el impacto de la cesación de pagos sobre la debilitada economía local, en recesión por una alta inflación y un pobre nivel de inversiones, llevaron la moneda local a tocar nuevos mínimos frente al dólar en el mercado negro, donde se refugian empresas y ahorristas debido a un control de cambios.

La moneda argentina perdió un 1,55 por ciento a 14,20 unidades por dólar según operadores, un valor casi 70 por ciento mayor que en el mercado oficial.

La caída de la moneda sucedió a pesar de que el Banco Central anunció tarde el lunes una suba de 100 puntos básicos en las tasas de interés de su subasta semanal de letras, en un intento por aliviar la presión sobre la moneda aspirando circulante.

La decisión del Banco Central argentino contra el BNY Mellon se produce al mismo tiempo que en el Congreso se debate un proyecto de ley enviado por la presidenta Cristina Fernández para que el estatal Banco Nación reemplace al banco estadounidense como el agente de pagos de bonos argentinos reestructurados bajo leyes extranjeras.

El banco se negó a completar a fines de julio el pago de los intereses de un bono Discount debido a una orden del juez de distrito en Manhattan Thomas Griesa para que el país compense primero a fondos de inversión que reclaman recuperar el valor total de los títulos que Argentina dejó de honrar en su default del 2002.

Buenos Aires se ha negado a cumplir el fallo de Griesa, que le implicaría pagar 1.330 millones de dólares más intereses a los litigantes liderados por los fondos NML y Aurelius.

El Gobierno argentino acusó al BNY Mellon de haber incumplido con su deber como agente de pagos y amenazó con demandarlo.

"La Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias (del Banco Central...) ha revocado la autorización para la representación del BONY en la República Argentina", dijo a periodistas el jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich, sin dar más detalles.

El Banco Central dijo en su resolución que le revocó la representación legal al BNY Mellon por haber incumplido una serie de requerimientos técnicos para operar en el país.

Pero, una fuente de la entidad dijo bajo condición de anonimato que la revocación de la representación legal no impediría al BONY transferir al extranjero los 539 millones de dólares que Argentina le depositó en sus cuentas locales para cancelar el vencimiento del Discount si la entidad decidiera completar el proceso de pago.

"La plata depositada por Argentina en las cuentas del BONY en Buenos Aires no tiene ninguna afectación. El banco puede pagar sin problemas", dijo la fuente.

Estos fondos quedaron en un limbo legal. Argentina asegura que pertenecen a los tenedores de los Discounts.

La decisión afecta fundamentalmente a los otros negocios que el BONY puede tener en el país, como ser el agente custodio de acciones de empresas locales que cotizan en el extranjero.

"Cada banco extranjero tiene una oficina de representación, mediante una persona titular y una suplente. Lo que se hace es revocar esa autorización", explicó.

"Para el caso práctico, es perder una pata más para los negocios en el país", agregó.

El BNY Mellon puede apelar la medida e intentar nombrar nuevos representantes legales en el país, lo que puede ser aceptado o no por el Banco Central.

El martes, la entidad estadounidense dijo que "carecía de mérito" una demanda en Londres realizada por un grupo de fondos de inversión con deuda argentina, que le exigió que complete el proceso de pago de los Discount.

"Continuaremos cumpliendo la orden de la corte de mantener el dinero", dijo a Reuters un portavoz del banco.

PESO EN BAJA

En el mercado interbancario, el peso cerró sin cambios por tercera jornada seguida a 8,40 unidades por dólar, abandonando el ritmo de depreciación que le había impuesto el Banco Central la semana pasada y que había encendido luces de alarma sobre la posibilidad de una devaluación de la moneda como la que sucedió en enero.

El Gobierno aseguró la semana pasada que no permitiría una caída brusca de la moneda, que perdió casi un 20 por ciento de su valor en apenas dos días a mediados de enero.

Exportadores han pedido una devaluación de la moneda para contrarrestar la caída de la competitividad por la inflación, que este año puede superar el 30 por ciento según estimaciones privadas.

"La economía está mal y por eso sube el dólar. El que tiene unos pocos pesos de más, no duda y se refugia en el dólar como siempre ocurrió", dijo un operador de cambios bajo condición de anonimato.

"Podrán subir las tasas, podrán generar artilugios para frenar el mercado de cambio, pero la historia se repite cuando la gente se siente segura con el dólar en sus manos", agregó.

La caída del peso en el mercado negro amenaza con acelerar la inflación, dado que los agentes económicos toman su cotización como referencia para la formación de precios. (Reporte de Jorge Otaola, escrita por Alejandro Lifschitz; editado por Hernán García)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below