30 de mayo de 2014 / 20:04 / en 3 años

IFR-Argentina aguarda fallo sobre apelación

Por Davide Scigliuzzo y Joan Magee

30 mayo (IFR) - Empezó la cuenta regresiva para que la Corte Suprema de Estados Unidos emita su fallo sobre la apelación de Argentina para que se revierta un dictamen previo, que favorece a los acreedores que rechazaron ofertas de canje de deuda impaga.

Las deliberaciones empezarán el 12 de junio.

Muchos inversores apuestan que el caso seguirá atascado en los tribunales. Paradójicamente, eso podría abrir las compuertas a más emisiones del país y a una alza adicional de los activos argentinos, ya que una demora le daría al emisor soberano un respiro y margen a los emisores para salir al mercado.

Pero el riesgo de que la corte rechace abiertamente la apelación del país -obligando al soberano a caer en un default técnico- sigue siendo muy real.

“Si se producen más demoras, el mercado podría subir bastante. Pero si se les fuerza a caer en un default técnico, los bonos podrían perder 15 puntos”, dijo un operador en Nueva York.

En la eventualidad de que se declare un default técnico, claramente afectará no sólo al emisor soberano.

“Yo creo que, en general, el riesgo de Argentina será revaluado”, dijo Marco Santamaria, gerente de portafolio de AllianceBernstein.

“Cualquier alteración para los bonos que se rigen por la legislación de Nueva York se reflejaría negativamente en los activos de Argentina”.

La corte puede rechazar directamente la solicitud de Argentina, pedir la opinión del Gobierno estadounidense a través del Procurador General o aceptar considerar el caso de Argentina.

Cualquiera de las dos últimas opciones implicaría que el pronunciamiento final de la Corte Suprema podría demorarse hasta junio del año próximo.

“Los mercados están calculando que el caso irá ante el Procurador General”, dijo un operador.

“Con esa información, podríamos ver a bastantes (emisores) salir al mercado”.

Pero la primera opción tendría un efecto inmediato sobre el mercado, obligando al soberano a decidir a la brevedad su respuesta a un fallo de un tribunal menor: que debe pagarle íntegramente a los holdouts -1.330 millones de dólares- cuando cancele a otros acreedores que sí aceptaron sus ofertas de canje de 2005 y 2010.

En ese punto, el país podría tratar de llegar a acuerdo con los acreedores de NML Capital, propiedad del fondo “buitre” Elliott de Paul Singer -y exponerse a demandas de otros acreedores-, o llevar sus bonos regidos por la legislación de Nueva York a un default técnico. (Reporte de Davide Scigliuzzo y Joan Magee.; Para ver todos los reportes de IFR, por favor vaya a ifrmarkets.com)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below