23 de octubre de 2012 / 0:32 / en 5 años

Argentina aumenta intervención sobre sector asegurador

BUENOS AIRES, 22 oct (Reuters) - El Gobierno argentino anunció el lunes que forzará a las compañías de seguros a financiar la actividad productiva de empresas y proyectos de infraestructura, en un nueva medida intervencionista con la que busca impulsar la estancada economía del país.

La presidenta Cristina Fernández dijo en un discurso que esperaba que hasta mayo del 2013 las aseguradoras desembolsen en “inversión productiva” unos 7.000 millones de pesos, de los hasta unos 64.000 millones de pesos (13.502 millones de dólares)que manejan anualmente.

La decisión, bien recibida por representantes del sector, sigue a medidas similares que tomó el Gobierno buscando apuntalar una economía que sufrió una brusca desaceleración este año tras expandirse a altas tasas en 2010 y 2011.

El ministro de Economía de Argentina, Hernán Lorenzino, dijo que la medida busca orientar el crecimiento de la cartera de inversión de las empresas con las necesidades del país.

La decisión será puesta en marcha con una enmienda del reglamento general del sector.

Esa modificación, “establecerá que (...) las carteras de inversión de las aseguradoras, estén redireccionadas en un porcentaje de sus inversiones a proyectos productivos y de infraestructura de mediano y largo plazo”, dijo Lorenzino.

Las aseguradoras deben comenzar a cumplir los compromisos de inversión -que son mayores para las compañías de seguros de vida y menores para las dedicadas a accidentes de trabajo- de forma inmediata.

“Todos los ramos de la industria deberán acreditar un mínimo de 5 por ciento de sus carteras invertidos en estos proyectos con los estados contables del 31 de marzo del 2013 y estamos esperando completar el cumplimiento de los mínimos que dispone la norma para el 30 de mayo del 2013”, dijo Lorenzino.

La economía argentina sufrió una brusca desaceleración este año, y el panorama fiscal del Gobierno es estrecho, lo que lo ha llevado a endurecer un control de cambios para frenar una veloz fuga de capitales.

En julio, además, impuso a los bancos la obligación de prestar unos 15.000 millones de pesos (3.300 millones de dólares) a empresas hasta fin de año para financiar inversiones en producción.

La mitad de esos préstamos deben estar dirigidos a las más riesgosas pequeñas y medianas empresas (pymes), deben ser a un plazo mínimo de tres años y a una tasa máxima de interés anual del 15 por ciento, muy por debajo de la inflación.

Jorge Aimaretti, presidente de la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (UART), dijo a Reuters que “el Gobierno intenta vehiculizar la inversión de alguna forma de acuerdo a los intereses que tiene”.

Según el ejecutivo, “en la medida en que estén en instrumentos solventes, confiables, y dentro del flujo que tenemos que retornar a nuestros clientes con el pago de siniestros, no tenemos objeciones”, agregó. (Reporte de Guido Nejamkis y Maximilian Heath)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below