12 de junio de 2012 / 17:39 / en 5 años

Peso informal argentino reabre tras 6 jornadas de paralización

* Mercado informal vuelve a negociar tras seis sesiones

* Peso informal abre en alza frente al dólar a 5,88/5,93

* Negocios son pocos debido a escasez de divisas

* Precio contado con liquidación dólar sube a récord 6,55 pesos

BUENOS AIRES, 12 jun (Reuters) - El peso argentino volvió a negociarse en el mercado informal tras seis sesiones sin negocios por los férreos controles fiscales para evitar la compra de dólares, en momentos en que el Gobierno pugna por evitar la fuga de capitales y la pérdida de reservas.

Los volúmenes de operación eran, sin embargo, escasos por la falta de billetes, y los precios de las operaciones sólo referenciales por la presión de los controles cambiarios que limita los negocios.

Los valores fluctuaban en torno a los 5,88/5,93 pesos por dólar a las 1635 GMT, lo que representaba un alza del 0,34 por ciento contra el cierre del viernes 1 de junio, dijeron operadores bajo condición de anonimato.

Los agentes agregaron que sólo unos pocos inversionistas y agentes financieros se animaron a cerrar negocios, ya que corrían el riesgo de ser sorprendidos por personal de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que controla el mercado.

“Hay gente que tiene pesos ganados limpiamente (legalmente) y que necesita comprar dólares para afrontar compromisos, pero la AFIP no se lo permite. Entonces, antes de quedar deudores, se prefiere pagar lo que sea en el ‘blue’ (plaza informal)”, explicó uno de los operadores consultados.

“Por temores reales se opera muy poco, diría lo mínimo posible, hasta cuesta conseguir precios porque algunos (operadores) ni siquiera se animan a hablar (del peso marginal)”, añadió.

Desde fines de octubre, el Gobierno impone trabas para la compra de la moneda estadounidense y es la AFIP la que aprueba o rechaza cada solicitud hecha por personas o empresas para adquirir dólares mediante el sistema oficial.

Estas restricciones multiplicaron los negocios en el mercado informal hasta inicios de junio, pero las inspecciones se reforzaron tras una nueva brusca caída del peso.

En tanto, el peso en la plaza mayorista -donde interviene el Banco Central- se mantenía estable en un mínimo de 4,4875/4,49 unidades por dólar, por lo que la brecha con el precio de referencia del peso informal era del 31,9 por ciento.

“Todo sigue paralizado, hay temores por la gente de la AFIP y porque al no haber un mercado verdadero es difícil saber el valor real del dólar”, sostuvo un cambista que pidió no ser identificado.

Ante la persistente demanda privada de dólares por los temores que provocan los controles cambiarios, el Gobierno pide a los exportadores que traigan sus dólares al país y, al mismo tiempo, gran parte de los importadores también tienen vedada la compra oficial de dólares.

La búsqueda de coberturas en dólares se reforzó en momentos que el Gobierno argentino envió al Congreso un proyecto de ley para reformar el código civil y comercial que abre las puertas para la conversión a moneda local de todas las deudas y obligaciones en dólares.

Las restricciones hacen que se mantenga activo el sistema denominado “contado con liquidación”, mediante el cual se compran bonos o acciones en la plaza local para ser vendidos en el exterior a cambio de billetes estadounidenses.

Esta plaza avalaba un tipo de cambio implícito récord de 6,55 pesos por dólar, frente a una paridad de 6,47 por unidad de la víspera.

ACCIONES Y BONOS EN ALZA

La bolsa argentina subía ligeramente, en línea con las alzas de los mercados externos, pero los inversores seguían cautos y atentos a la evolución del rescate financiero a los bancos españoles y a las elecciones del fin de semana en Grecia.

El índice bursátil Merval de Buenos Aires ascendía un 0,26 por ciento a 2.185,37 puntos, liderado por los papeles de la gigante siderúrgica Tenaris , que ganaban el 2,84 por ciento.

Los controles cambiarios que rigen en Argentina condicionan las transacciones en la plaza financiera doméstica, por lo que la mayoría de los inversores buscan acciones que sirvan de resguardo a la debilidad del peso, como Tenaris.

Tenaris, controlada por el grupo argentino Techint, es líder mundial en la producción de los tubos sin costura para la industria petrolera y se encuentra alejada de la coyuntura doméstica.

Los bonos domésticos en la plaza extrabursátil ascendían en promedio un 0,6 por ciento.

El riesgo país argentino medido por el índice EMBI+ del banco JPMorgan -que calcula el diferencial entre los bonos locales y los de Estados Unidos- perdía 71 unidades a 1.128 puntos básicos.

Sin embargo, estos niveles son próximos a los mínimos de tres años y Argentina tiene el mayor riesgo entre los países monitoreados. (Reporte de Jorge Otaola; Editado por Javier López de Lérida)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below