25 de mayo de 2012 / 23:22 / en 5 años

Datos EEUU y temor por Europa marcarán semana de Wall Street

Por Chuck Mikolajczak

NUEVA YORK, 25 mayo (Reuters) - Los inversores se las verán la semana próxima con importantes reportes económicos de Estados Unidos y con la amenazante posibilidad de una salida de Grecia de la zona euro, que probablemente seguirá pesando sobre las acciones en las semanas venideras.

Mientras se diseñan planes de contingencia para la posible salida de Grecia de la zona euro, los inversores podrían no tener un cuadro definitivo hasta que los griegos concurran a las urnas el 17 de junio.

Como consecuencia, las estadísticas económicas de Estados Unidos podrían acaparar el centro de la atención durante la semana acortada por el feriado del lunes.

Entre los principales anuncios estarán la confianza del consumidor, el producto interno bruto, y el viernes el reporte laboral de mayo, que podrían proporcionar pistas sobre si la economía esté perdiendo impulso o simplemente atraviesa una meseta de debilidad.

Los mercados financieros de Estados Unidos estarán cerrados el lunes por el feriado del Día de los Caídos.

El calendario corporativo de la semana próxima será leve, pues la temporada de resultados del primer trimestre casi ha concluido. Entre las compañías del S&P 500 sólo está previsto que el contratista del gobierno SAIC Inc (SAI.N) de a conocer sus resultados la próxima semana.

“Vamos a seguir preocupándonos por Europa pase lo que pase. Esa habrá de ser la preocupación”, dijo Peter Cardillo, economista jefel de mercado en Rockwell Global Capital en Nueva York.

“Pero como los dos principales eventos en Europa no van a tener lugar por varias semanas, el mercado probablemente se concentrará más en la economía doméstica y en las cifras económicas”, agregó.

Sin embargo, Europa seguirá bajo vigilancia estricta, y las acciones serán afectadas por cualquier acontecimiento que ocurra en una región fiscalmente abrumada. Los crecientes temores sobre la eurozona, junto con los débiles datos estadounidenses, han hecho descender al S&P 500 más de un 5 por ciento en mayo.

Pero las acciones subieron esta semana. El promedio industrial Dow Jones ganó un 0,7 por ciento, el Standard & Poor’s 500 subió un 1,7 por ciento y el índice Nasdaq Composite avanzó un 2,1 por ciento.

A medida que se acercan las elecciones griegas, los titulares de Europa podrían poner nerviosos a los inversores.

El vice primer ministro de Bélgica Didier Reynders dijo que “sería un grave error profesional” si los bancos centrales y las compañías no se estuviesen preparando para una salida de Grecia de la zona del euro.

Además, los bancos franceses -que se encuentran entre los prestamistas más expuestos a Grecia- han intensificado su trabajo en los planes de contingencia en caso de que Grecia abandone la zona euro, dijeron fuentes familiarizadas con la situación

Cualquier dato de Estados Unidos que apunte a que la economía está saliendo de su estancamiento podría desviar la atención de Europa y proporcionar a los inversores un incentivo para saltar sobre las acciones, que se han abaratado en la reciente caída.

Los analistas han apuntado a un rango de 1.275 a 1.280 puntos para el índice referencial S&P, justo por debajo del promedio móvil de 200 días, como un nivel clave de respaldo que el mercado probablemente pondrá a prueba.

Otro hecho positivo para los inversores podría ser el fortalecimiento del dólar, que ha sido el refugio seguro elegido por los inversores cuando la deuda soberana de la zona euro atravesó problemas.

El índice dólar ha subido casi un 5 por ciento en el mes, y algunos analistas sienten que no solo podría ayudar a estabilizar a las acciones sino también estimular un alza.

“Ahora que el incumplimiento de la deuda soberana es una posibilidad, y que también es posible alguna forma de disolución del euro, el (activo) positivo oculto podría ser para dólar estadounidense, y activos nominados en dólares estadounidense”, dijo Brad Lipsig, vicepresidente de inversiones y gerente de cartera de UBS Financial Services en Nueva York.

“Los flujos de ingreso de capital podrían respaldar los precios de bienes raíces de Estados Unidos, que a su vez ayudarían a estabilizar a los bancos estadounidenses”, señaló Lipsig.

“Todo esto podría ayudar a respaldar las acciones estadounidenses durante un período difícil para la economía de Europa. No es impensable que esta dinámica pueda disparar un repunte en el mercado bursátil de Estados Unidos”, concluyó el analista. (Reporte de Chuck Mikolajczak; editado en español por Hernán García)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below