1 de diciembre de 2011 / 16:09 / hace 6 años

ENTREVISTA-IRSA no se desconcierta por movimiento peso argentino

Por Daniel Bases

NUEVA YORK, 1 dic (Reuters) - El magnate inmobiliario más grande de Argentina no está preocupado porque se debilite la moneda del país, porque cree que la creciente demanda mundial de alimentos fortalecerá al sector de materias primas, clave para el país, en los años venideros.

Argentina, primer exportador del mundo de aceites y alimentos de soja y el tercer proveedor del grano, ha alimentado una demanda casi insaciable de mercados de rápido crecimiento como China. El país es también el segundo exportador de maíz, después de Estados Unidos.

“No creemos que tendremos un peso débil, teniendo en cuenta que la mayor parte de nuestra producción, según lo vemos, tendrá una fuerte demanda no sólo el próximo año sino en las próximas décadas”, dijo Eduardo Elsztain, director y presidente ejecutivo de IRSA , durante una entrevista.

Además de dirigir la compañía inmobiliaria más grande de Argentina, Elsztain es director de Cresud , un importante productor agrícola con 35 granjas y 1 millón de hectáreas bajo administración en Argentina, Brasil, Paraguay y Bolivia.

A fines de octubre, la nuevamente electa presidenta de Argentina Cristina Fernández estableció controles monetarios en el país para detener la devaluación del peso frente al dólar estadounidense y proteger las reservas extranjeras del banco central.

Las nuevas políticas confirman los temores de los inversores de que Fernández hará realidad las promesas de “profundizar el modelo” del Gobierno, que es conocido por intervenir en los mercados en busca de ingresos para financiar populares programas de bienestar social.

Desde la crisis financiera de 2001/2002 y el masivo incumplimiento del pago de la deuda soberana, Argentina ha estado bloqueada en los mercados financieros por inversores que buscan el pago de los bonos.

El miércoles, el peso alcanzó un mínimo de 4,2800/4,2825 en las operaciones interbancarias formales, en las que el banco central interviene para controlar el valor frente al dólar estadounidense. El banco central ha estado recomprando dólares estadounidenses en las recientes sesiones para aprovisionar sus reservas tras meses de estar haciendo exactamente lo contrario para apuntalar el peso.

Elsztain no quiso hacer comentarios sobre los controles de capital y sólo comentó que no estaba preocupado.

“Atravesamos algunas semanas de incertidumbre y no creemos que vayamos a tener un gran cambio. Pero es una prueba”, dijo Elsztain, de 51 años, en una conversación con Reuters tras concluir una oración por la tarde.

El empresario es un judío ortodoxo que maneja su creciente imperio alrededor de los requerimientos de su religión, tales como respetar el Sabbat, lo que restringe su agenda de viajes.

Los precios de las materias primas continuaran volátiles, pero la demanda continuará durante los años venideros, agregó.

“Creo que podríamos presenciar alzas y bajas dependiendo del crecimiento de China (...) No creemos que China se esté desacelerando”, añadió.

Argentina se ha beneficiado de los altos precios internacionales de los cereales en los últimos años, lo que ha ayudado a altas tasas de crecimiento económico, de un 9 por ciento el año pasado y casi de lo mismo en lo que va de 2011.

Pero Argentina no atrae tanta inversión extranjera directa como sus vecinos, porque los agricultores protestan por las políticas poco ortodoxas y difíciles de predecir del gobierno. (Por Daniel Bases. Editado por Javier López de Lérida)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below