ANALISIS-Mercado inmobiliario argentino, estable en 2010

miércoles 24 de febrero de 2010 20:01 ART
 

Por Juliana Castilla

BUENOS AIRES, feb 24 (Reuters) - El sector inmobiliario argentino, que tuvo un crecimiento exponencial entre 2003 y 2008, se mantendría estable este año, principalmente debido al exceso de oferta en el mercado local que se generó durante el auge de los últimos años.

La incertidumbre política, alimentada por la crisis institucional que se desató por el uso de reservas del Banco Central para pagar deuda, y la dificultad para obtener créditos hipotecarios también pondrán un freno a la expansión.

"Hay una sobreoferta de producto, hay menos edificios que se están construyendo que el año pasado, ha caído el nivel de permisos (para construir), están un 25 por ciento por debajo de lo que estaban el año pasado", dijo a Reuters Nicolás Lang, gerente de desarrollo de proyectos para la inmobiliaria L. J. Ramos, en Buenos Aires.

Tras la crisis económica que se desató a finales del 2001, cuando se incautaron las cuentas bancarias a plazo de los ahorristas, muchos argentinos comenzaron a volcarse al ahorro "en ladrillos", convirtiendo al sector en uno de los principales motores del crecimiento de los últimos años.

Entre el 2003 y el 2008, la construcción en Argentina creció casi un 100 por ciento, según cifras oficiales elaboradas por el ente estadístico Indec, multiplicando la oferta en el mercado.

Pero con la desaceleración de la economía a fines del 2008 por la crisis global, sumado a la incertidumbre por problemas locales, el año pasado la construcción cayó un 1,6 por ciento y las ventas bajaron a niveles mínimos históricos, aunque los valores de las viviendas se mantuvieron casi estables.

El precio promedio del metro cuadrado en Buenos Aires se disparó casi un 200 por ciento entre 2002 y 2009, para llegar a 1.454 dólares, de acuerdo con un estudio elaborado por L. J. Ramos Brokers Inmobiliarios.

En Buenos Aires, la capital, las zonas más cotizadas son Recoleta y Puerto Madero, con valores que alcanzan los 4.000 dólares el metro cuadrado, mientras que en el humilde barrio de La Boca los precios oscilan en torno a 900 dólares el metro cuadrado, según datos de Isaac Weisvein, de Weisvein Propiedades.   Continuación...