12 de abril de 2012 / 14:37 / hace 5 años

F1-Webber rompe silencio de pilotos sobre GP de Bahréin

Por Alan Baldwin

SHANGHAI, 12 abr (Reuters) - El piloto de Ferrari Fernando Alonso y otros cinco colegas de la Fórmula Uno no respondieron a preguntas sobre si tendrían alguna dificultad moral para correr en Bahréin la semana siguiente cuando se los consultó al respecto el jueves en una conferencia de prensa.

Los seis pilotos no fueron los únicos que mantuvieron el silencio el jueves en el Gran Premio de China, con la mayoría de ellos esquivando comentarios públicos sobre el tema sensible de competir en el reino del Golfo en medio de una situación de malestar político y violencia.

El alemán Michael Schumacher, el piloto más exitoso de la F1 con siete títulos mundiales, dio apenas respuestas de "sí" o "no" cuando se le preguntó en un evento de Mercedes si se sentía cómodo o tenía algún reparo con ir a Bahréin.

"No quiero meterme en eso", declaró el finlandés Heikki Kovalainene a periodistas en el sector de Caterham. "Haré cualquier cosa que decida el equipo", añadió.

Con algunas de las escuderías ya habiendo admitido desde el anonimato su descontento por ir a Bahréin, nadie quiso encender la situación fijando una posición.

El australiano Mark Webber, de Red Bull, fue el único que rompió el silencio al adelantarse a cualquier pregunta de los periodistas diciendo: "Entonces. ¿Bahréin?

El tema de la carrera, cancelada el año pasado por una sangrienta represión condenada por activistas de derechos humanos que han calificado al evento del 2012 como "herramienta de represión", ha estado presente toda la temporada y es el principal en el sector de equipos en Shanghái.

"En última instancia, es una carrera de autos. Hay mucha gente en el mundo que no tiene la menor idea de que hay un gran premio en Bahréin el próximo fin de semana, así que no nos quedemos atrapados en nuestra propia burbuja sobre cuán importante es", remarcó Webber, de 35 años.

"Las cosas pueden cancelarse en un flash", añadió.

El australiano no dejó ver esperanza sobre el hecho de que los pilotos tengan algún peso en el asunto, a pesar de haberlo discutido.

"Al final somos todos seres humanos. Tenemos moral. Tenemos nuestro modo de ver las cosas", dijo Webber, quien se opuso a la carrera el año pasado cuando más de 30 personas murieron en enfrentamientos entre manifestantes opositores encabezados por chiíes que buscaban la caída del Gobierno.

"Intenté mirar las noticias para tener una idea más equilibrada y no estar demasiado corrompido por información falsa. Yo quiero correr. Pero hay que decir que no se puede ignorar el hecho de que todos nosotros queremos ir despacio y no involucrarnos en los problemas", agregó.

Los gobernantes suníes de Bahréin han presentado al gran premio como una fuerza unificante y un generador de aportes indirectos de 400-500 millones de dólares a la economía local, por lo que están decididos a llevarlo a cabo.

El director comercial de la F1, Bernie Ecclestone, dijo que la carrera seguiría adelante a menos que autoridades deportivas locales decidieran cancelarla, por lo que cualquier suspensión tendría que ser provocada por hechos en lugar de consideraciones éticas.

Aunque la F1 quiere ganar amigos y nuevas audiencias, no ha mostrado mucha preocupación sobre la situación de los lugares en los que corre, viajando a grandes premios en Sudáfrica bajo el Apartheid y a Argentina durante el Gobierno de una junta militar en la década de 1980, siguiendo rutinariamente el camino del dinero. (Editado en español por Damián Pérez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below