ENTREVISTA-JUEGOS-Argentino busca lanzar jabalina al infinito

jueves 22 de marzo de 2012 12:36 ART
 

Por Rex Gowar

BUENOS AIRES, 22 mar (Reuters) - La jabalina lanzada por Braian Toledo planea hacia lo lejos y desaparece tras el verde césped mientras su entrenador, Gustavo Osorio, dice: "deben ser unos buenos 85 metros".

El césped es largo en la mayor parte del campo en Marcos Paz, donde el sencillo atleta argentino de 18 años practica, soñando con la gloria olímpica. El lugar no es un complejo de atletismo propiamente dicho, sino que está formado por dos canchas de fútbol contiguas y sin demasiado pasto en las áreas.

Alrededor del campo hay una vía de tren abandonada como parte de lo que es un suburbio semirural de Buenos Aires, donde además hay casas modestas y con materiales precarios.

Cualquiera de ellas podría ser la casa de la humilde familia de Toledo, pilar principal del joven atleta cuyo talento Osorio ha ayudado a desarrollar desde la escuela primaria.

Toledo es un prodigio, una de las joyas que ocasionalmente aparecen en el deporte argentino.

El campeón olímpico juvenil del 2010 tiene una mejor marca mundial de 89,34 metros con la jabalina más corta y liviana de 700 gramos y ganó el bronce entre competidores profesionales en los Juegos Panamericanos de Guadalajara en octubre pasado, con un récord personal de 79,53 en la categoría de 800 gramos.

Tatuados en la parte interior de la muñeca izquierda están los anillos olímpicos y el nombre de Jan Zelezny, su ídolo, más el número 98,48, la distancia que el atleta checo logró en 1996 para adueñarse del récord mundial y la que Toledo espera alcanzar mientras busca, en sus propias palabras, "tirar hasta el infinito".

"El infinito voy a saber explicárselo cuando me retire y voy a poder decirle si llegué al infinito o no pude", dijo Toledo en una entrevista con Reuters tras arribar al campo de entrenamiento en su bicicleta y con varias jabalinas de prueba.   Continuación...