8 de febrero de 2012 / 16:43 / hace 6 años

Actuación en caso franquismo fue para evitar olvido: juez Garzón

* Alegato final Garzón cierra segundo juicio contra el magistrado

* La sentencia podría conocerse en unos 15-20 días

Por Teresa Larraz Mora

MADRID, 8 feb (Reuters) - El magistrado Baltasar Garzón habló el miércoles en la última sesión del juicio por su decisión de investigar 114.000 desapariciones durante la Guerra Civil española y la posterior dictadura del general Francisco Franco, asegurando que actuó para proteger a las víctimas y evitar el olvido.

El segundo proceso contra el juez, considerado un símbolo por los defensores de los derechos humanos en el mundo, quedó visto para sentencia. La decisión del proceso, que podría acabar con la carrera profesional de Garzón, se conocería en unos 15 ó 20 días.

"Tomé esas decisiones sobre todo guiado por el desamparo de las víctimas, que son en este tipo de crímenes el elemento principal que todo juez debe proteger", manifestó el juez en su intervención final.

Garzón, de 56 años, afronta hasta 20 años de inhabilitación profesional si el tribunal acepta los argumentos de las dos asociaciones derechistas que consideran que el juez se excedió en sus competencias y sobrepasó la Ley de Amnistía de 1977 cuando en el 2008 abrió el caso contra el régimen de Franco, que gobernó desde 1939 hasta 1975.

"Mi conciencia está tranquila", dijo Garzón. "Tomé decisiones que creía ajustadas a derecho como única defensa de las instituciones que se deben a las víctimas, para que no se produzca el olvido y la falta de memoria".

El fiscal, por su parte, pidió la absolución de Garzón y afirmó que condenarlo supondría "atentar casi contra el principio de la propia independencia judicial".

Garzón ha llevado a cabo elogiadas investigaciones sobre el grupo separatista ETA y denuncias sobre abusos de los derechos humanos en Sudamérica, pero generó cierto malestar en su país al decidir revisar la dictadura, un oscuro período de la historia española.

El magistrado enfrenta tres juicios -presentados por actores privados y no por el Estado- ligados a sus investigaciones sobre abusos de los derechos humanos, corrupción y otros delitos.

CRITICAS CRUZADAS

Joaquín Ruiz Infante, abogado de la parte acusadora, dijo que con el criterio de Garzón "hoy podríamos abrir un procedimiento contra los fusilamientos del 2 de mayo" (de 1808, durante la Guerra de la Independencia española) y lo acusó de parcialidad.

Expertos legales internacionales han salido en defensa del juez, que se hizo conocido cuando en 1998 ordenó el arresto del ex dictador chileno Augusto Pinochet en Londres.

El asesor jurídico de la ONG Human Rights Watch Reed Brody afirmó que "este juicio nunca debería haberse celebrado".

"El Tribunal Supremo debería poner fin a este triste episodio para la justicia española absolviendo al juez Garzón", señaló en un comunicado. "Investigar crímenes ordenados por el estado y 'desapariciones' nunca debería ser considerado un delito".

Durante el juicio han desfilado por la sala una veintena de familiares de víctimas y representantes de asociaciones de desaparecidos que han podido contar sus experiencias.

Garzón está apartado temporalmente de su cargo en la Audiencia Nacional desde hace casi dos años, y tras ejercer de asesor de la Corte Penal Internacional, en la actualidad trabaja como asesor para la Organización de Estados Americanos en Colombia. (Editado por Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below